Concejala Elena Díaz solicita construcción de un nuevo edificio Consistorial para Arica

Concejala Elena Díaz H.

En el marco de la sesión ordinaria número 16 del año 2017, la concejala Elena Díaz Hevia, mostró su preocupación por la postergada construcción de un nuevo edificio Consistorial para las y los contribuyentes de la Municipalidad de Arica, recordando que el mencionado proyecto es un compromiso presidencial.

“No sé si acá en Arica están haciendo el vacio con la construcción del nuevo Consistorial. Quiero recordar que este es un compromiso de la Presidenta Michelle Bachelet. Las funcionarias y funcionarios municipales han hecho todo lo que se les ha pedido”, dijo la concejala comunista.

SALUD PARA JÓVENES
A raíz del lamentable suicidio del joven jugador de la categoría sub 16 del club San Marcos de Arica, el concejal Luis Malla Valenzuela, solicitó la creación de un Centro Integral de Salud para Jóvenes y Adolescentes.

“Tenemos que darle soluciones a los niños y adolescentes que son discriminados y que sufren depresión. Por tal motivo, solicité la pronta apertura de un Centro Integral que nos permita acompañarlos y capacitarlos en la solución de sus problemas”, manifestó el concejal Malla.

SUBVENCIONES
Con respecto, a la repartición de recursos públicos, el concejal Juan Carlos Chinga Palma, mostró su preocupación manifestando que el 50% de las instituciones que este año fueron favorecidas por la Municipalidad, se repitieron el plato, postulando a los recursos del 6% del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).

“Tengo evidencias de que hay organizaciones que ganan hasta tres concursos, lo que provoca que otras ni siquiera tengan la posibilidad de optar a estos. Le pedí al alcalde que entreguemos los recursos municipales luego que el Gobierno Regional entregue los suyos”, indicó Chinga Palma.

Finalmente, la concejala Miriam Arenas, solicitó la creación de una ordenanza municipal que regule los horarios en los cuales, los camiones efectúan sus labores de carga y descarga en el centro de Arica, para a través de esta herramienta legal, mitigar la gran cantidad de “tacos” que se producen en el casco antiguo de nuestra ciudad.