Valoran avances en Mesa Migrantes y Salud

salud_migrantesUna positiva evaluación al trabajo de la Mesa Migrantes y Salud efectuaron las autoridades del ramo y los integrantes de la sociedad civil que participan en esa instancia con la finalidad de mejorar el acceso y la calidad de la atención en salud para la población migrante.

La evaluación del trabajo que se inició en diciembre del 2014 fue realizada ayer al término de una reunión sostenida entre la seremi de Salud, Giovanna Calle, la directora del Servicio de Salud Arica, Verónica Silva, representantes del Departamento de Salud Municipal (DESAMU) y miembros de la comunidad migrante en Arica.

“Esta mesa ha dado frutos y en estos momentos se está evaluando un programa en relación a contrarrestar los problemas que han ocurrido con los migrantes en el tema salud. Este programa ha sido trabajado con el Servicio de Salud Arica, con el DESAMU, con la Seremi de Salud y con la comunidad y esto ha sido bastante gratificante”, planteó la secretaria regional ministerial, Giovanna Calle.

Agregó que “también ha quedado claro que la atención en salud se tiene que garantizar y realizar sí o sí en casos como los menores de 18 años, independiente de la situación migratoria de sus padres, también en casos de emergencia y de las mujeres embarazadas. El costo de la atención es un aspecto administrativo que dependiendo del caso lo tienen que evaluar la asistente social de la Red Asistencial que corresponda, pero lo más importante y primordial es que se brinde la atención en salud; todas las personas tienen este derecho”.

Finalmente, la seremi agregó que “esta mesa ha trabajado de manera muy cohesionada y los dirigentes de la comunidad migrante han participado activamente y han estado de acuerdo en las decisiones y en los lineamientos del Sector Salud en la mesa”.

SOCIEDAD CIVIL Y COMUNIDAD
Antonio Cortés, director de la sede Arica de Servicio Jesuita migrante (Ex Ciudadano Global), entregó su evaluación a los avances de la Mesa Migrante y Salud.

“Estamos contentos como Red Social Migrante, una organización que agrupa a quienes trabajamos como fundaciones y organizaciones, y a las comunidades migrantes, ya que logramos por primera vez coordinar con el Estado y hacer conciencia de la problemática de las personas migrantes en salud. De forma autónoma al proyecto surgió la posibilidad de ir gestionando juntos esta iniciativa de manera participativa. Como sociedad civil somos garantes de este proceso para que no sea solamente un gesto del Estado sino una acción real de participación concreta de la sociedad civil en esta área específica de migración y hasta ahora la experiencia ha sido interesante, y esperamos que se reduzcan los atropellos a los derechos humanos, la discriminación y la mala atención en salud sobre la base de conceptos arcaicos hacia las personas que buscan en Chile una nueva oportunidad de vida”, planteó el directivo de Servicio Jesuita Migrante.

La presidenta de la colonia colombiana en Arica, Nina Consuegra Donado, expresó el balance de este trabajo bipartito entre comunidad e instituciones públicas. “Para nosotros es un paso bien gigante y es una excelente convocatoria y se plasma lo que dice el Gobierno de que el migrante es una oportunidad, y hemos avanzado no solamente en la resolución de casos, sino que también, se tiene bien en cuenta nuestras opiniones, porque es nuestra realidad, hablar desde nuestra propia experiencia y contarla a las autoridades de salud, porque a veces el escollo es en la persona que a uno le atiende en la primera atención. En estos diálogos participativos estamos construyendo un protocolo junto al Gobierno. No pedimos cosas gratis, porque entendemos la realidad de las instituciones públicas, pero si una atención digna, amable y coherente con el salvar o preservar una vida”.