Unap y CNR cierran exitoso programa con regantes de Lluta para un mejor uso del agua

Iniciativa incluyó capacitaciones con 35 agricultores y la regularización de más de 200 derechos de agua superficiales a lo largo del valle.

Un intenso trabajo realizó la Universidad Arturo Prat (Unap) durante dos años en el valle de Lluta, a través del Programa “Transferencia tecnológica para mejorar eficiencia de riego en el Río Lluta”, financiado por la Comisión Nacional de Riego (CNR) con un aporte de 220 millones de pesos.

La iniciativa realizó su cierre, congregando a los agricultores que participaron en los cursos de entrenamiento para un mejor uso de los recursos hídricos. En la sede de la Junta de Vigilancia del río Lluta y sus tributarios, los beneficiarios recibieron sus certificados de capacitación y también los títulos regularizados de más de 200 derechos de aprovechamientos de aguas.

El coordinador zonal Norte Grande de la CNR, Marcelo Díaz, valoró el trabajo realizado con la Unap en el valle de Lluta, “ya que con este programa estamos llegando a los regantes y a los celadores, para conseguir que el uso del agua sea eficiente. En esta zona el agua es escasa y, por lo mismo, es una prioridad hacerla más productiva. Por eso abordamos este asunto con capacitaciones en el uso y distribución del agua”.

Un área importante que abordó este programa –destacó Díaz-, fue la regularización de los derechos de aprovechamiento de aguas. “Con los títulos en mano, los agricultores podrían postular a fondos del Estado como lo exigen el Indap, la Conadi o la propia CNR en sus concursos para obras en predios”, subrayó.

Por su parte, el ingeniero agrónomo de la Unap y coordinador del Programa, Carlos Valdera, señaló que el trabajo desarrollado por la casa de estudios durante dos años en Lluta, “constituye todo un hito porque abarcamos desde la desembocadura en La Ponderosa hasta la parte alta de Arancha que corresponde a la Junta de Vigilancia”.

Dentro de la información relevante recopilada, expuso, se detectó que de las 3 mil hectáreas que fueron encuestadas a lo largo del valle, sólo un tercio están cultivadas y un 15 por ciento están tecnificadas.

“Dado el bajo uso de la tecnificación en el riego, capacitamos a 35 agricultores para que incorporen la tecnología en sus predios. También hicimos otro curso a los celadores, para que ellos aprendieran a medir el agua que entregan. Este programa claramente es un buen entrenamiento para los desafíos que planteará el Embalse Chironta en construcción actualmente”, indicó Valdera.

La secretaria de la Junta de Vigilancia del río Lluta, Gloria Huanca, manifestó que con este tipo de iniciativas “estamos avanzando de a poco para ser más productivos en el valle. Ha sido muy beneficioso este complemento de obtener capacitación en tecnologías de riego, y por otro, regularizar los derechos de aguas de regantes”.

Acciones en Lluta
El Programa CNR-Unap en Lluta implicó acciones en el ámbito jurídico como la regularización de 232 nuevos derechos de aprovechamiento de aguas superficiales, superando la meta de 200 derechos de aguas que había planteado el proyecto.

También abordó las prácticas agrícolas, instalando una parcela demostrativa con riego tecnificado en el liceo agrícola del valle para el aprendizaje de los agricultores. Allí se realizaron cultivos de tomate, pimiento morrón, melón y maracuyá.

En esta misma línea, fueron capacitados los repartidores de agua (celadores) para lograr una mejor distribución del recurso hídrico.

Asimismo, se desarrolló una encuesta de métodos de riego y cultivos en todo el valle. Además se efectuó una evaluación las obras de riego extrapredial que no fueron consideradas en el Plan de Riego del año 2015. Con esa información, se elaboró un Sistema de Información Geográfico (SIG) para planificación territorial.

El Programa incluyó la instalación de una Estación Meteorológica en Chapisca, en la parte alta del valle de Lluta, instrumento que hoy entrega información agrometeorológica. Esta infraestructura es monitoreada por el ingeniero agrónomo de la Unap, Jorge Arenas, quien elabora un reporte mensual con los datos de la estación.