Triste realidad: El 20% de la clase media de la región vive en situación de pobreza

clase_media_pobreA partir de un análisis regional de los datos de la Casen 2013, elaborado por la Seremi de Desarrollo Social, su titular, Julio Verdejo Aqueveque, dio a conocer información inédita de la clase media y su condición social, vista desde la pobreza multidimensional.

En este contexto, el secretario regional explicó que “no se puede identificar a los estratos medios a través de una sola dimensión, puesto que está conformado por múltiples factores de estratificación social; entre ellos: el ingreso, nivel educacional, nivel de consumo, la ocupación”.

“Para efectos prácticos de análisis-indicó-caracterizamos la población de clase media entre el tercer y cuarto quintil de ingreso per cápita. La naturaleza muestral de la Casen 2013 no permite generar demasiados filtros sin que se pierda la fidelidad de los datos. Es por ello que identificamos al presente segmento sólo por su ingreso”.
“De lo anterior-añadió el seremi- se desprende que la clase media representa al 40% de la población regional y se ubica entre los hogares que reciben un ingreso total de $ 487.336 hasta $1.151.368”.

En este contexto, el promedio de ingreso autónomo de la clase media regional fue de $727.209, ubicándose en el octavo lugar en el país y distanciándose sólo un 7% de la media nacional.

Desde la pobreza multidimensional
“Sólo desde la metodología por ingreso, en los estratos medios, no encontramos personas u hogares que se ubiquen bajo la línea de la pobreza. Sin embargo, medidos desde un enfoque multidimensional, el 20% de este grupo vive en situación de pobreza. Es por ello que debemos ampliar la mirada a otras dimensiones para visibilizar las condiciones reales de vida de este estrato social”, puntualizó el seremi.

En lo que respecta al tema laboral, explicó que la tasa de ocupación del segmento cae un 20% respecto de la medición del 2009 y los trabajadores que más aumentaron en empleo fueron los del sector privado. Así mismo, el empleo con contrato permanente cae 7,4% y el empleo temporal aumenta un 75%.

En relación al sistema previsional, los trabajadores de clase media cotizan 6% más que en el año 2009. En salud, en tanto, las cotizaciones aumentan un 12% en FONASA y disminuyen un 32% en Isapres.

Asimismo, en la dimensión de educación, el promedio de escolaridad de este segmento cae de 11,4 años en 2009 a 10,9 años en 2013. El nivel de escolaridad que mayor alza tuvo fue la educación media humanista con un 54,4% y la superior bajó en un 23%. En términos generales la clase media regional prefiere la educación particular y particular subvencionada a la educación pública.

El derecho a la vivienda
En la dimensión vivienda, el seremi Julio Verdejo, aseveró que: “aumenta en un 64% las familias que las habitan en calidad de arriendo y disminuye en 14,3% la casa propia. No obstante, el núcleo familiar de clase media ha accedido a viviendas más grandes. Claramente, observamos una contradicción: mientras, por un lado, sube la adquisición de viviendas de mayores metros cuadrados, por el otro, aumentan los arriendos en desmedro de la casa propia, reflejando un proceso de vulnerabilidad y carencia en el derecho universal al acceso de una vivienda digna y adecuada”.

“A la luz de los datos analizados podemos concluir: la metodología por ingreso no muestra el escenario real de las condiciones de vida del segmento clase media, razón por la cual la nueva metodología de medición de pobreza (multidimensional) es pertinente y contribuye a identificar nuevos grupos vulnerables, visibilizado su situación social. Podemos afirmar, entonces que el 20% de la clase media en la región vive en situación de pobreza multidimensional”, reiteró el seremi Julio Verdejo.