Tribunal Oral en lo Penal de Arica condena a 10 años y un día de presidio a autoras de robos a parcelas en Azapa

El tribunal de Juicio oral en lo Penal de Arica condenó a Yohana Franchesca Bahamondes Morales y Krasna Belén Espinoza Morgado a penas efectivas de 10 años y un día de presidio, en calidad de autoras del delito reiterado de robo con fuerza en lugar habitado. Ilícitos perpetrados en marzo de 2016, en la ciudad.

En fallo unánime, el tribunal aplicó, además, a Bahamondes Morales y Espinoza Morgado las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras duren las condenas.

En la causa, el tribunal absolvió a Bahamondes Morales y Espinoza Morgado de una segunda acusación formulada en su contra por el Ministerio Público, que las sindicaba como autoras del delito de lesiones leves.

La resolución dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que cerca de las 11.30 horas del 8 de marzo de 2016, las acusadas ingresaron a una parcela del kilómetro 30 de Azapa. Una vez ahí, ingresaron a una vivienda forzando las puertas de ingreso, rompiendo además las puertas del inmueble, ingresando de esta forma a diversas habitaciones. De esta forma se apropiaron de dinero, herramientas, zapatillas, un teléfono celular, un equipo PSP, luego de lo cual huyeron del lugar.

En tanto, alrededor de las 12 horas del mismo día, Bahamondes Morales y Espinoza Morgado, ingresaron a una segunda casa ubicada interior de una parcela del sector, forzando los soportes de las puertas y los pestillos de una de las puertas. Yohana Bahamondes Morales ingresó a diversas habitaciones del inmueble, desde donde sustrajo dinero, audífonos, dos teléfonos celulares, zapatillas y una tablet, mientras Krasna Espinoza Morgado hacía labores de vigilancia.

Al regresar la víctima a su domicilio y, tras percatarse de lo sucedido, salió del inmueble logrando alcanzar a las acusadas aproximadamente a unos 800 metros del lugar. Junto a vecinos, la víctima retuvo las condenadas hasta el arribo de personal policial.

Una vez ejecutoriado el fallo, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de las sentenciadas para determinar sus respectivas huellas genéticas e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.