Tribunal Oral de Arica dicta veredicto condenatorio contra autor del delito consumado de femicidio

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Arica dictó este viernes 27 de mayo veredicto condenatorio en contra de Marcos Gonzalo Alvarado Ortega, en calidad de autor del delito consumado de femicidio. Ilícito cometido en septiembre de 2019, en la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 130-2021), el tribunal –integrado por los magistrados Sergio Álvarez Cáceres (presidente), Fabiola Collao Contreras (redactora) y Óscar Huenchual Pizarro– tras la deliberación de rigor, dio por establecido tanto la ocurrencia del delito como la participación culpable del acusado en los hechos.

“Además la prueba fiscal (…) junto a los sets de fotografías, de audios y planimétricos, pudieron reconstruir lo acaecido el día 10 de septiembre de 2019 a eso de las 16:00 horas, donde el acusado, el cual acosaba permanentemente a Díaz Dervich, debido a que no aceptaba el término de su relación concurre al domicilio de esta y luego de tocar la puerta de ingreso por aproximadamente 45 minutos, decide entrar por la ventana del departamento donde vivía su expareja, produciéndose una discusión en que Alvarado Ortega con un elemento cortopunzante propinó al menos 16 puñaladas en diversos sectores de su cuerpo, causándole la muerte por un paro cardiorespiratorio por anemia, debido a hemorragia abdominal y torácica, siendo tal fallecimiento verificado tanto por el certificado de defunción y por lo explicado por el perito del Servicio Médico Legal Moyano Pizarro”, consigna el acta de deliberación.

La resolución agrega que: “(…) se estableció con parte de la prueba testimonial de cargo, más allá de toda duda razonable, que entre la víctima y el encartado había una relación de exconvivencia, detallándose que esta se inició como se dijo desde el año 2016 y finalizó al menos a finales de julio de 2019, no obstante de lo dicho precedentemente que tanto víctima e imputado viajaron el fin de semana anterior al fallecimiento de esta a la ciudad de Tacna; por otro lado varios deponentes de cargo y de la querellante, mediante la exhibición de audios y fotografías fueron contestes y coherentes en el constante acoso y hostigamiento que realizaba el acusado tanto a ella, a sus familiares más cercano e inclusive a su nueva pareja, lo que implica una situación de sometimiento que se encuentra englobado dentro de la problemática de la violencia intrafamiliar, como igualmente la negativa de la ofendida a denunciar”.

Por tanto, agrega: “(…) se desestima la tesis principal absolutoria de la defensa consistente en que el presente delito no puede ser calificado de femicidio sino de homicidio simple, ello por el tiempo transcurrido desde el cese de la convivencia de víctima e imputado y si lo hubiera este no cumpliría los presupuestos que según la defensa exige para que fuese procedente; en tal aspecto la norma del artículo 390 del Código Penal vigente al momento de la época de comisión de los hechos, era clara en sostener ‘haber sido conviviente’, quedando claramente acreditado en el juicio que tanto víctima e imputado mantuvieron una relación de convivencia entre marzo de 2016 a finales de julio de 2019, esto es, a casi menos de dos meses de la muerte de la agraviada a manos del encartado y que esta mantenía las características ya mencionadas, agregando además de un viaje a la ciudad de Tacna el fin de semana antes de la muerte de la ofendida, mandando fotografías que ellos estaban juntos como pudo inferirse de los dichos de los testigos Castillo Díaz y Rodríguez Ramos”.

La audiencia de comunicación de la sentencia –que será redactada por la magistrada Collao Ortega– quedó programada para las 15 horas del lunes 6 de junio próximo.