Tribunal Oral de Arica condena a 10 años y un día de presidio a autor de robos con intimidación

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Arica condenó hoy –miércoles 11 de agosto– a Raúl Eduardo Olivares Donoso a la pena única de 10 años y un día de presidio efectivo, en calidad de autor de dos delitos de robo con intimidación, en grado de consumado y frustrado, respectivamente. Ilícitos perpetrados en agosto de 2019, en la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 95-2020), el tribunal –integrado por los magistrados Julio Jáuregui Medina (presidente), Óscar Huenchual Pizarro (redactor) y Mario Reyes Trommer– aplicó, además, a Olivares Donoso las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para el desempeño de cargo u oficio público y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dura la condena.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que alrededor de las 20:45 horas del 6 de agosto de 20219, “Raúl Olivares Donoso ingresó al local denominado ‘Los Primos’ ubicado en avenida Diego Portales, sector de Tucapel, que se encontraba siendo atendido por la víctima E.A.G.G, oportunidad en el que extrajo de sus vestimentas un cuchillo tipo carnicero, procediendo a intimidarlo, solicitándole la entrega de dinero, y ante la revisión de un cajón, sacó un frasco contenedor de monedas, apropiándose del mismo, en cuyo interior de mantenía la suma de $1.150, para luego retirarse del local.

Acto seguido, en la plaza ubicada en el exterior del local comercial Los Primos, Raúl Olivares Donoso enfrentó a la víctima R.F.C.C., quien se encontraba hablando por teléfono celular, procedió a extraer el cuchillo tipo carnicero de sus vestimentas, lo colocó a la altura del abdomen de la víctima, intimidándola y requiriéndole la entrega del teléfono que portaba, lo que no logró consumar, en atención a que la víctima llamó a su padre, que se encontraba en el interior de la botillería ubicada en el lugar, y ante la presencia de terceros, Olivares Donoso decidió huir”.