Tomas de terrenos causan severo daño al ecosistema del humedal del río Lluta

Trabajos realizados con maquinaria pesada también ponen en riesgo la zona de nidificación del gaviotín chico, especie protegida.

La toma de terreno del sector costero norte de Arica, denunciada por cientos de personas en redes sociales, puede causarle un daño irreparable al humedal del río Lluta y así lo evidenciaron en una visita al sector, el alcalde Gerardo Espíndola y presidente del Comité Ambiental Comunal Jorge Abarca, quienes en la oportunidad llamaron a las autoridades con atribuciones para resolver esta problemática, tomar cartas en el asunto.

“Debemos tomar consciencia que esta es una zona de protección que ha costado mucho instalarla en la población y en las autoridades, y que gracias al Plan Regulador es un área que será protegida”, indicó el jefe comunal ariqueño.

Abarca, constituyente que representará los colores de Arica en la redacción de la nueva Constitución, dijo que “se está haciendo un daño ambiental severo, y por eso le hemos solicitado a la Gobernación Provincial que evite que ocurran este tipo de tomas de terrenos”.

Especie protegida
La intervención de maquinaria pesada no solo afecta al ecosistema del humedal, sino también “a la zona de nidificación y tránsito del gaviotín chico que es una especie que se encuentra en peligro de extinción, y que está protegida a nivel nacional”, comentó Espíndola.

La toma se efectuó en un “sector que históricamente se ha inundado por la bajada de aguas por deshielos. Por eso, esperamos que las personas entiendan que esta es un área definida como no habitable, y no expongan a sus familias a vivir en un lugar con alto riesgo”.

Orden de demolición
Según el Plan Regulador Comunal aprobado por el Concejo Municipal, las personas que se tomaron dichos terrenos nunca podrán obtener los permisos que exige la ley; no podrán edificar, y en caso de hacerlo, siempre tendrán encima una orden de demolición.

La denominada toma Vip, por quienes han realizado denuncias a través de redes sociales, podría ser tomada como una usurpación de terrenos en un espacio que pertenece a Bienes Nacionales. Por tanto, este organismo debe hacerse cargo de esta grave situación.

Cabe destacar que la Municipalidad de Arica ha fiscalizado y se ha puesto a disposición de las autoridades que tienen las competencias para abordar esta materia.