Te Deum por los 474 años de la fundación de la “Muy iIustre y Real Ciudad de San Marcos de Arica”

Intendente regional Emilio Rodriguez, obispo de la Diócesis de Arica Moisés Atisha y alcalde de la ciudad Salvador Urrutia a la salida del Te Deum
Intendente regional Emilio Rodriguez, obispo de la Diócesis de Arica Moisés Atisha y alcalde de la ciudad Salvador Urrutia, a la salida del Te Deum
Las principales autoridades de la región, encabezadas por el intendente Emilio Rodríguez, se dieron cita la mañana de ayer en la catedral para asistir al Te Deum de Acción de Gracias que ofició el obispo de la Diócesis de Arica, monseñor Moisés Atisha, para conmemorar los 474 años de la fundación de la ciudad de San Marcos de Arica.

Al oficio religioso asistieron además el alcalde de Arica, Salvador Urrutia; el diputado Luis Rocafull, así como además representantes de diversos sectores de la sociedad civil de la región, quienes destacaron ese llamado a la unidad realizado durante la homilía.

Monseñor Atisha manifestó que todos los habitantes de la ciudad y la región están llamados a ser constructores del crecimiento, dejando de lado todas las diferencias para aportar al desarrollo de la sociedad local.

“Todos debemos ser constructores de esta querida ciudad, donde todos puedan tener oportunidades y sacar lo gris de posiciones medio mezquinas que no nos permiten darnos completamente. Debemos ser generosos con los dones que Dios nos regaló, para que a todos les alcance las oportunidades que se nos van presentando”, explicó.

Al respecto, el intendente Rodríguez sostuvo que el mensaje de monseñor Atisha es valorable, porque recoge el sentir de la región en el sentido de trabajar para lograr el desarrollo no sólo económico, sino que además social y espiritual. “Con el esfuerzo de todos los ariqueños y parinacotenses vamos a salir adelante y vamos a recuperar la dignidad, el estatus y el posicionamiento que le corresponde a esta ciudad. Todas y todos, debemos sumarnos a este desafío, para que la ‘fe en el porvenir’ que pregona nuestro glorioso himno Arica, se materialice mediante una mejor calidad de vida de todos sus habitantes”.

CIUDAD BENDECIDA
En tanto, el alcalde Salvador Urrutia resaltó los comentarios que monseñor Atisha entregó durante la homilía “en el sentido que esta es una ciudad bendecida y que tenemos que aprovechar el espacio que tenemos para trabajar por la unidad, la felicidad. Como él dijo, este es un desierto que está floreciendo y es labor nuestra que esto sea así”.

El diputado Luis Rocafull destacó la homilía de monseñor Atisha, en especial el llamado a trabajar por el desarrollo de la región. “Fue beneficioso para las autoridades escuchar al obispo respecto a su mensaje, porque lo que más se requiere es mayor unión y fraternidad”, manifestó.