Tasas de discapacidad y síndrome de Down en Arica superan el promedio nacional

Las personas con discapacidad, incluyendo aquellas con síndrome de Down, supera el 25 % en la región, siendo una de las tasas más altas a nivel nacional. Si bien es cierto existen espacios y políticas de inclusión, aún faltan iniciativas y proyectos por parte de los servicios públicos que les permita a estas personas y su grupo familiar obtener mayor autonomía y calidad de vida.

Al respecto el consejero regional Claudio Acuña señaló que la discapacidad y en particular el síndrome de Down son áreas que debieran tener mayor preocupación y apoyo oficial. Asegura que al gobierno regional no le corresponde presentar iniciativas para este sector: “Lo que ha pasado en términos de discapacidad y en particular en los niños con trisomía 21, es que no hemos recibido proyectos o iniciativas de los servicios públicos para financiamiento, nos gustaría tener una mayor cartera de proyectos relacionados con personas en situación de discapacidad y sin embargo no llegan”.

Agregó que el Servicio Nacional de Discapacidad, la Seremi de Desarrollo Social y otros servicios relacionados no presentan iniciativas. El Senama (Servicio Nacional de Adulto Mayor) donde hay una gran cantidad de adultos mayores con discapacidad, tampoco trabaja con el Consejo Regional en la calidad y urgencia que se requiere para utilizar los fondos regionales disponibles en favor de los mayores.

Carolina Leiva, fundadora y directora de Fundación Potencial 21 desde el año 2018, señala que el principal enfoque y objetivo de la Fundación es poder instaurar y estabilizar servicios educativos inclusivos que les permita a estas personas transitar una vida autónoma y finalmente un envejecimiento digno tanto para ellos como para sus cuidadores. A la fecha atienden a 50 usuarios con trisomía 21, es un servicio gratuito a la comunidad financiado por el FNDR de asignación directa por cuarto año consecutivo, un buen ejemplo de una iniciativa proactiva.
“El consejero regional Claudio ha cumplido un rol fundamental porque muchas veces el poder presentar nuestro proyecto es complejo y tener personas que sean empáticas y conozcan la realidad que vivimos como cuidadores y padres nos empodera para poder seguir adelante”, explicó Carolina.

Claudio Acuña señaló la relevancia de estas organizaciones de la sociedad civil como Potencial 21: “Cuando nos presentan estas iniciativas tan útiles y necesarias para las familias, de alguna manera están reemplazando una responsabilidad del Estado, y como todos sabemos eso no se cumple, por eso hemos decidido entregar recursos de acompañamiento de apoyo a los niños con síndrome de Down hace 4 años, es un programa en el cual hemos aprendido junto a las organizaciones sociales y comunitarias, hemos recogido críticas y recibido orientaciones de diferentes servicios, por lo tanto es un programa que hay que relevar, agradecer y felicitar porque hace 4 años son las propias familias que se han preocupado de tomar esta iniciativa de presentarnos solicitud de recursos con un sinfín de dificultades y valoramos el esfuerzo”, explicó el consejero Acuña.

Finalmente aseguró que los servicios públicos respectivos debieran involucrarse y tener una cartera de proyectos para mejorar la calidad de vida de estas personas, y no depender como ocurre hoy, del financiamiento regional para atender sus necesidades.