Sostenedores se capacitaron en nueva ley de educación parvularia

Más de 65 sostenedores de establecimientos de educación parvularia, participaron en la jornada organizada por la Superintendencia de Educación cuyo objetivo fue capacitar en la nueva normativa que rige para todas las instituciones de educación parvularia y cuya fiscalización fue encomendada a esta entidad que hasta el 1 de marzo sólo tenía atribuciones en la educación básica y media.

La actividad contó con el mensaje inaugural del director nacional de la División de Organizaciones Sociales, DOS, Camilo Ballesteros, quien recordó que los cambios en materia de educación fueron exigidos y puestos en la palestra de la agenda pública por los actores sociales, de los que el mismo fue parte como dirigente estudiantil, por lo que “la implementación de medidas que van en el sentido de mejorar la calidad de la educación, es parte del ciclo virtuoso que debe darse entre ciudadanía y estado, para materializar los sueños de los chilenos y chilenas”, señaló.

Para Rosa Lozano, Directora regional de la Superintendencia de educación, la jornada cumplió plenamente el objetivo de aclarar dudas y capacitar en torno a las bases normativas que aplican en la actualidad a los establecimientos, tanto públicos como privados.

“En particular en esta primera capacitación nos centramos en la Circular Normativa que ha dictado la Superintendencia, y bajo los cuales aplica sus facultades de fiscalización y, de promoción y resguardo de derechos, en todos los establecimientos de Educación Parvularia, sin Reconocimiento Oficial y sin Autorización de Funcionamiento, desde marzo de 2017 a agosto de 2019”, explicó.

Añadió que la falta de regulación y marco normativo en el que se ha desarrollado la educación parvularia hasta la promulgación de esta ley, dificultó incluso la convocatoria a la jornada, ya que fue necesario construir un listado de establecimientos de distintas condiciones jurídicas, donde incluso hay jardines que funcionan simplemente con patente comercial como cualquier negocio.

“Ello no descalifica su proyecto educativo, sólo enfatizamos en que resulta indispensable la mirada atenta del estado en espacios donde se desarrolla la formación de niños y niñas en edad preescolar, llámese jardines, salas cunas, guarderías y cualquier otra denominación y condición en que se sustente un establecimiento con estas funciones”, dijo Lozano.

Agregó que, si bien muchos de quienes asistieron a la jornada, que superó las expectativas de asistencia planificadas, lo hicieron animados por la incertidumbre y las dudas respecto a plazos y materias fiscalizadas, la capacitación sirvió para despejar esas inquietudes.

“Nuestro afán no es burocrático, ni pretende imponer trabas y obstáculos a la labor de quienes, en el marco de la actual legislación, han sido decididos colaboradores del estado en su misión educativa, sino ponernos al día en una comunidad cada vez más atenta y exigente respecto al resguardo y ejercicio pleno de derechos y en conjunto arribar a certezas que den tranquilidad, pero que al mismo tiempo alienten la construcción de una mejor educación para nuestros niños y niñas”.

Irma Branttes, profesional del área de fiscalización del nivel central de la Superintendencia de Educación, destacó que desde marzo a la fecha, los Secretarios Técnicos Regionales, junto con colaborar en la atención ciudadana (consultas y denuncias), han comenzado a trabajar intensamente en la constitución de redes colaborativas, para la difusión del marco normativo vigente, planificando para ello reuniones, capacitaciones y jornadas de trabajo interinstitucionales y dirigidas a los actores de la educación.

“Con esto, no solo se pretende establecer certezas jurídicas, sino que instalar conocimientos en las comunidades educativas, sobre las garantías y obligaciones asociadas. Por ello, para la Superintendencia de Educación, las funciones de promoción y protección de derechos son fundamentales y complementaria a su labor fiscalizadora, normativa y sancionatoria”.

Traspaso de atribuciones de JUNJI
La Ley N°20.835, en su artículo 7º modificó la ley N° 20.529, sobre Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Parvularia, Básica y Media y su Fiscalización, entregando a la Superintendencia de Educación la facultad fiscalizadora sobre todos los establecimientos de Educación Parvularia del país.
Como reflejo de este cambio legal, se traspasan las funciones fiscalizadoras que hasta el 1 de marzo mantenía la Junta Nacional de Jardines Infantiles hacia la nueva instancia, considerando entre ellas el otorgamiento de rol o empadronamiento y la autorización normativa, reservando a JUNJI sólo la atribución de otorgar Autorización Normativa a aquellos establecimientos de sostenedores privados que la soliciten, hasta la publicación del reglamento de la Autorización de Funcionamiento, prevista para julio de 2017.