SERVIU Arica entrega 106 nuevos subsidios habitacionales

serviu_subsidios_150Con un programa renovado, que busca brindar mayor apoyo y protección a las familias para que accedan a una vivienda adecuada a sus necesidades, el intendente Emilio Rodríguez, la seremi de Vivienda y Urbanismo, Gladys Acuña, y el director regional del Serviu, Juan Arcaya, entregaron junto a otras autoridades 106 subsidios habitacionales a familias de sectores emergentes y clase media de nuestra región.

Con esta certificación, los asignatarios se mostraron felices de comenzar a dar los primeros pasos para materializar el sueño de la casa propia, además de saber que una de las medidas más innovadoras de esta primera selección del 2015 corresponde a la incorporación de una subvención al pago oportuno del dividendo, lo que significa que las familias que contraigan un crédito para complementar el ahorro y subsidio, se verán beneficiadas cada mes que paguen oportunamente su dividendo, pues automáticamente tendrán un descuento del 10, 15 ó 20% dependiendo del monto del crédito hipotecario que hayan solicitado.

Para el intendente, estas 106 familias son un ejemplo de trabajo, esfuerzo y dedicación, es por eso que destacó este incentivo como justo y meritorio. “Las familias que tienen más recursos son siempre las que pueden disfrutar de mayores privilegios a la hora de elegir bienes y servicios, y por otro lado también las familias más vulnerables son aquellas en las que el Estado pone casi toda su atención para ofrecerles ayuda en distintos ámbitos, pero es la clase media la que en la mayoría de los casos sufre el abandono de políticas públicas para brindarle un apoyo integral. Acá queda demostrado todo lo contrario, por cuanto la Presidenta Bachelet ha puesto un especial énfasis para la clase media en materia habitacional”, señaló.

CALIDAD DE VIDA
En esa misma línea, la seremi Gladys Acuña recalcó que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo está trabajando en políticas públicas efectivas, que signifiquen un mejoramiento en la calidad de vida de las personas. “Es así como hoy la nueva política habitacional ofrece un subsidio de mayor cuantía, lo que va a permitir acceder a viviendas de mayor valor y con una serie de beneficios”, acotó.
Entre las modificaciones, destacan: un aumento del monto del subsidio base, que se eleva a un precio límite de la vivienda a adquirir de hasta 55 millones de pesos. También se amplía el seguro de cesantía por todo el período del crédito.

Como dijo el mismo director del Serviu, Juan Arcaya, “estamos brindando protección a los sectores medios que adquieren una vivienda con subsidio del Estado y conjuntamente estamos bajando la calificación de riesgo que hace la banca sobre este sector. De esta manera, junto con subsidiar la adquisición de su vivienda, protegerlos de eventuales vicisitudes laborales y aliviar su compromiso de pago mensual, estamos incentivando a la banca para que les brinde mejor atención”.

En tanto, en lo referido a los cambios destinados a simplificar la operatoria, se establece un subsidio adicional para el pago de aranceles y se incorpora un plazo adicional para solicitar prórroga del subsidio.

Para el alcalde Salvador Urrutia, esta nueva política viene a solucionar en gran parte las necesidades de vivienda que tenían las familias emergentes y de clase media, por cuanto se encontraban sin ayuda gubernamental y al desamparo a la hora de enfrentar los bancos. “Hoy esta situación está cambiando por el bien de las familias, y así lo han demostrado estos 106 beneficiarios al recibir felices y emocionados los subsidios para su vivienda”, sentenció.

Cabe destacar que este programa permite comprar una vivienda nueva o usada o construir en terreno propio o cedido (densificación predial).