Senador Insulza y despidos en SLEP Chinchorro: “Son niños con necesidades educativas especiales y son una prioridad”

Senador José Miguel Insulza

Desde el 20 de diciembre, fecha en que se notifica por correo a los trabajadores del Servicio Local de Educación Chinchorro sobre una desvinculación, de la que solo se ha filtrado una lista. Muchas familias de nuestra región han entrado en la incertidumbre de ver mermado su sustento, al igual que los apoderados que no saben en qué va a terminar el programa hecho para niños con necesidades educativas especiales de su colegio.

El senador por la región de Arica y Parinacota, José Miguel Insulza, tuvo una reunión con docentes, asistentes y apoderados del SLEP Chinchorro, a fin de concordar las acciones a seguir respecto a esta dificultad. “Tuvimos especial cuidado, cuando aprobamos la Ley que creaba los SLEP, de garantizar el empleo de los trabajadores de la educación; por lo que se dictó una ley que es bastante clara, pero comenzaron a haber diversas interpretaciones y para evitar eso, aprobamos en el Senado y pasó a la Cámara una Ley que dice que claramenteme no se puede despedir gente, a menos que tengan una justificación especial y esa no se ha manifestado”.

En la oportunidad, el parlamentario se comprometió con los docentes y apoderados afectados a “dar una batalla para fortalecer la educación pública, ya que con la consecuencia de estos ajustes no se ha dado; porque hemos tenido un crecimiento del sistema educativo chileno, pero no hemos conseguido todavía poner a la educación pública en el nivel que le corresponde”.

Solo aumenta la vulnerabilidad de los niños en PIE
Para el legislador, niñas y/o niños insertos en Programas de Integración Escolar se ven muy afectados, “lo que aumenta en sus familias la vulnerabilidad, son niños con necesidades educativas especiales y son una prioridad; francamente yo creo que todo este proceso de la desmunicipalización se ha hecho mal y es un gran fracaso, fue hecho con criterio empresarial, con la idea de que el servicio iba a contar con todos los recursos y no ha funcionado”.

“Con mucho gusto voy a empezar a unir fuerzas con los parlamentarios de la comisión de educación del Senado en este tema que no funciona bien y no está garantizando los derechos de niños, niñas, ni de los trabajadores”, finalizó el senador Insulza.