Senador Insulza: Hay una confusión en el alcance del Tratado con relación al Puerto de Arica

A raíz de la aplicación de este nuevo manual, el gerente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), Javier Hinojosa, denunció que ASP-B cobra a los empresarios del comercio exterior boliviano, 400% más de lo que factura TPA.
En tanto, el gerente de ASP-B, David Sánchez no asistió a la reunión convocada en Arica para debatir el nuevo régimen tarifario vigente desde el 5 de agosto, esperando que sea resuelto entre las cancillerías de Chile y Bolivia.

Con el fin de normalizar las operaciones y de unificar criterios, lo que permitirá al Puerto de Arica seguir creciendo, el pasado lunes 5 comenzó a regir el nuevo manual de servicios y tarifas del puerto. Esto, sin duda, ha provocado reacciones en Bolivia, debido a la confusión al momento de interpretar los alcances del Tratado de 1904.

El Puerto de Arica es uno de los dos puertos donde opera Bolivia según el tratado vigente, ciñéndose a las reglas de libre tránsito, en cambio el Puerto de Iquique no está designado para este fin. Sin embargo, son cada vez más los exportadores bolivianos que tratan de salir por Iquique eludiendo el cobro de A-SPB, pues prefiere pagar US$64 por contenedor en Iquique antes de pagar US$150.

El senador por la región de Arica y Parinacota, José Miguel Insulza, enfatizo en el hecho de que “los tratados suscritos garantizan el libre tránsito, pero no garantizan servicios gratuitos; si un camionero va a transitar desde La Paz hasta Arica debe echarle bencina y no esperar que se la pongan, lo mismo pasa con los servicios del puerto, si va a ocuparlos, tiene que pagarlos”.

En este sentido, el senador indica que lo que se confunde “es un beneficio adicional que se otorgó al libre tránsito, que es derecho a almacenar mercaderías que ingresan hasta por un año, de eso, algunos sacan la conclusión de que tal vez haya otros servicios que sean gratuitos, pero el único servicio gratuito es el de almacenamiento, no se les cobra nada por el ingreso, no hay tarifas para eso, pero si se le cobra los servicios, de los cuales hay una tarifa que hay que pagar”.

“Esta alza se está discutiendo desde el 2013, hasta hace poco la tarifa para que terminal portuario Arica era alrededor de US$30 por contenedor, los que pasaron a US$63 desde el pasado lunes, a esto se suma cerca de US$120 que los cobra la Agencia de Servicios Portuarios Bolivianos, que está en el puerto para hacer unas tareas que le encarga el Gobierno de Bolivia, pero que no es ni mucho menos la que paga las grúas o desembarques y todo lo demás”, señaló el legislador socialista.

Lo que reclaman los exportadores bolivianos, indicó el senador Insulza, “no es sobre esta alza, sino que están pidiendo a ASP-B que baje su cobro, que el total de la tarifa para ellos siga siendo casi US$150”.