Senador Durana pide a Cancillería definir enclaves de Perú y Bolivia que condicionan a Arica

Senador José Durana planteando al ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Rivera, situación respecto a terrenos baldíos que están al servicio de Perú y Bolivia en Arica y otras materias inherentes.

Una definición por los terrenos baldíos que están al servicio de Perú y Bolivia en Arica pidió el senador, José Miguel Durana, al ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera, en una reunión de trabajo en que el legislador solicitó además que se revisen los recursos hídricos compartidos en la frontera peruana que afectan la agricultura, bofedales y ganadería, entre otros.

En el primer caso, el parlamentario mencionó que el predio “El Chinchorro” del Fisco peruano es un terreno de 126 mil metros cuadrados, ubicado en el acceso norte de la ciudad del cual el vecino país no ha definido su uso aun cuando en 2017 se dispuso la construcción del Consulado General en ese sitio y anteriormente se había anunciado la construcción de un centro cultural.

“Arica debe soportar el cumplimiento a varios acuerdos y tratados y sin ninguna compensación al respecto. Al mismo tiempo, necesita seguir creciendo, por lo mismo, solicité al Canciller que se estudie la posibilidad de expropiar esas 12 hectáreas que están cercadas en el sector norte de Arica” expresó el senador Durana.

Respecto del terreno de 3.5 hectáreas cedido en uso gratuito a la empresa de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), cuya modificación del uso de suelo fue aprobado por el Concejo Municipal el legislador dijo que una devolución del terreno por parte de Bolivia deberá convenirse con el país altiplánico, por lo mismo, le pidió que el gobierno tome cartas en esta materia.

Extracción de aguas
Asimismo, solicitó al Canciller que tome medidas en cuanto a la extracción de aguas inusual de pozos por parte del Perú en la zona del acuífero Concordia cuyas aguas forman parte de un recurso hídrico compartido registrándose por el lado chileno 7 pozos inscritos para el proyecto agrícola Pampa Concordia, Zofri y el Complejo Chacalluta, versus 1.400 pozos al otro lado de la frontera.

También le dijo que la extracción de aguas por parte de Perú ha dañado gravemente la laguna binacional Laguna Blanca, prácticamente desecada por el desvío en Perú del canal natural que la abastece (Canal Queñuta) y por la existencia de varios pozos peruanos que extraen sus aguas para engrosar el volumen de aguas del canal peruano Uchusuma.

Son dos situaciones graves que afectan la agricultura local, los bofedales, ganadería y ecosistema en general, por lo tanto, es importante que el Ministro de Relaciones Exteriores se haga cargo de este delicado asunto.