Senador Durana participa de panelista en diálogo “Reconocimiento Constitucional a los Pueblos Originarios, dificultades y oportunidades”

“Reconocimiento Constitucional a los Pueblos Originarios, dificultades y oportunidades” se denominó el diálogo que se realizó en el Auditorio de la Gran Logia de Chile el cual tuvo como panelistas a los senadores, José Miguel Durana, Francisco Huenchumilla y Alejandro Guillier, siendo la jornada moderada por el analista político, Guillermo Holzmann.

En la ocasión, el parlamentario ariqueño dijo que nuestro país se ha construido sobre la diversidad de su gente y sus orígenes, dentro de lo cual, los pueblos originarios ocupan un lugar primordial que tanto los legisladores como el Poder Ejecutivo deben reconocer y proteger para preservar su etnia y cultura.

“Como Estado hemos avanzado respecto del reconocimiento a los pueblos originarios, sin embargo, los mecanismos de participación para los pueblos indígenas en general no han sido lo suficientemente efectivos”, manifestó el senador Durana.

Por lo mismo, señaló que hoy los pueblos originarios del país se encuentran, en general, en una condición de rezago, con menos acceso a oportunidades, mayor pobreza y vulnerabilidad respecto del resto de los chilenos, por lo mismo, es necesario adoptar medidas que reviertan esta situación.

En este sentido, Durana, precisó que Arica y Parinacota, es la segunda región que posee el más alto porcentaje de población indígena con un 25.9%, constituyendo así un desafío importante de reconocimiento e integración multicultural que debe ser traducido en políticas, planes y programas de beneficio público y social.

Valoró además que el pasado 16 de abril se publicara en el Diario Oficial la ley 21.151 que reconoce legalmente al pueblo tribal afrodescendiente y a su cultura, idioma, historia e instituciones, normativa que suma esta comunidad a la lista de etnias reconocidas por el Estado.

La normativa legal indica que los afrodescendientes chilenos son aquellos que se identifican como tal y comparten la identidad de los descendientes de la trata transatlántica de esclavos africanos traídos a Chile entre los siglos XVI y XIX.

La actividad se enmarcó en la declaración que la Gran Logia de Chile emitió en el mes de enero de este año, en la que la masonería chilena apoya los consensos por el reconocimiento constitucional de los Pueblos Originarios de Chile, para destacar la dignidad que merecen por su historia y su cultura, profundamente enraizada en nuestra sociedad.

El Gran Maestro, Sebastián Jans Pérez, expresó que “este debate es un primer paso para seguir avanzando y contribuyendo a generar espacios de discusión, para que nuestra clase política y dirigente cuente con este lugar para conversar sobre cómo avanzamos de forma más efectiva en lo que significa una tarea de justicia, de derecho, de reconocimiento y de paz”.