Senador Durana llama a diputados a aprobar a la brevedad proyecto que regula el transporte de concentrados de minerales pensando en Arica

Senador José Miguel Durana Semir.

Luego que la Cámara Alta aprobara esta semana el proyecto de ley que regula someter el transporte, recepción, acopio y embarque de minerales al sistema de evaluación de impacto ambiental, el senador José Miguel Durana (UDI) llamó a la Cámara de Diputados y Diputadas a respaldar esta iniciativa en donde cumplirá su tercer trámite constitucional.

Explicó que la iniciativa tiene una gran importancia para Arica como ciudad puerto, dado que el transporte de concentrado de minerales atraviesa la ciudad diariamente en virtud del Tratado de 1904 que nos obliga al libre tránsito de la carga proveniente de Bolivia, implicando presencia constante, con los riesgos ambientales y de salud en general que esto conlleva.

En este sentido dijo que la población local está expuesta al permanente arrastre de concentrado de mineral. “Tanto el almacenamiento como el transporte de minerales se realiza a unos 200 metros aproximadamente de una zona residencial y comercial de la ciudad, contigua a sectores de esparcimiento y a la caleta de pescadores”, precisó el legislador.

En este escenario que viven los ariqueños los 365 días del año se grafica la importancia de aprobar este proyecto de ley que regula el concentrado de minerales, exigiendo medios herméticos y grados de humedad necesarios, para evitar su volatibilidad, por lo mismo, reiteró el llamado a los diputados a apoyar esta norma a la brevedad.

El proyecto señala que estas condiciones se cumplen cuando el transporte se realiza por medios que impidan el paso de líquidos y sólidos, desde y hacia la carga transportada, a fin de evitar cualquier derrame eventual o accidental durante el traslado que en Arica se ve en pleno sector céntrico, ad portas de ingresar al terminal marítimo.

Asimismo, establece que un reglamento, el cual debe ser adoptado por los ministerios del área, en el plazo de 120 días desde la publicación de la Ley, determinará la forma en que realice la carga, transporte y descarga de minerales, así como las obligaciones que correspondan al generador de la carga, a fin de evitar derrame eventual o accidental durante dicho traslado.

“Es fundamental que este reglamento no solamente sea dictado con la mayor celeridad posible, sino que también lo que se disponga en el mismo deba ser incorporado a través de cancillería a los acuerdos bilaterales suscritos con Bolivia en materia de transporte de minerales, de tal forma que los transportistas de minerales bolivianos deban cumplir con estas obligaciones”.