Seis detenidos, tres armas de fuego y droga arrojó investigación del Ministerio Público y Carabineros

Pareja de trabajadores mineros comercializaban droga en la misma empresa, “Minera Centinela” a 100 km de Calama.

Un poco más de 2 kilos y medio de droga, entre clorhidrato de cocaína, pasta base y marihuana, además de la incautación de 3 armas de fuego y abundante munición fue el exitoso resultado de una investigación dirigida por la Fiscalía de Arica, junto a Carabineros, que permitió detener a un total de 6 personas.

El procedimiento correspondió a un trabajo conjunto entre el Fiscal Patricio Espinoza con el grupo OS7 de Carabineros, en el que se detectó que el imputado G.C.V., y su pareja P.R.G., aprovechaban su trabajo en una minera de la Segunda Región, en turno de 10 días, para comercializar droga, la cual adquirían entre varios proveedores de la ciudad.

Así, el pasado domingo los funcionarios policiales detuvieron a la pareja en momentos que se trasladaban hasta la Segunda Región a bordo de un bus de la empresa minera. Tras ello se realizaron diversas diligencias, que incluyeron el allanamiento a cuatro domicilios de Arica, desde donde se incautó 2 kilos 70 gramos de marihuana, 105 gramos de pasta base y 342 gramos de cocaína, además de tres armas de fuego (revólveres), munición y dinero en efectivo, procedimiento en el que se aprehendió a otros cuatro individuos.

La diligencia se extendió hasta los domicilios de los detenidos, allanan sus inmuebles y los de sus proveedores, en los sectores de calle Robinson Rojas, un segundo inmueble ubicado en Avenida Paris, también en el pasaje Caolín y finalmente en Avenida Edmundo Flores.

“Además de la droga y las armas de fuego también se incautaron tres chalecos antibalas y otros elementos destinados a ilícitos ligados al narcotráfico, todo lo anterior en base a una completa investigación que incluyó interceptaciones telefónicas, entre otras diligencias”, explicó el Fiscal Patricio Espinoza.

La pareja fue formalizada por tráfico ilícito de drogas, quedando la mujer en prisión preventiva mientras que el varón quedó con arresto domiciliario. Asimismo, a otros dos detenidos se les imputó el mismo delito, sumado al de tenencia de arma de fuego y munición, quedando privados de libertad. En tanto, los últimos dos detenidos quedaron con medidas cautelares de firma mensual y arraigo regional.