Se renovarán los pararrayos en sectores de Caquena, Chucuyo y sector alto de Putre

Los artefactos que tenían vecinos de estas localidades altiplánicas, fueron instalados hace más de 20 años para evitar los estragos de las lluvias estivales.
El cambio se financiará con más de $ 232 millones del Programa de Mejoramiento de Barrios de la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere).

Más de $ 232 millones del Programa de Mejoramiento de Barrios de la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), se asignaron para la reposición e instalación de pararrayos en caseríos y estancias de los sectores de Caquena, Chucuyo y en el sector alto de Putre.

Estas localidades se encuentran a 4.600 metros de altura aproximadamente por el camino que conduce a la comuna de General Lagos. Se trata de una zona montañosa y de clima altiplánico en que las lluvias son frecuentes entre diciembre y marzo, cuando se presentan numerosas tormentas eléctricas y la generación de relámpagos amenaza sus, sus artefactos eléctricos, el equipamiento de sus viviendas, e incluso sus vidas .

“Se trata de obras que sin duda son un aporte a la seguridad de las personas. Sabemos que en tiempos de dificultades climáticas existen posibilidades de accidentes y con la instalación de estos pararrayos evidentemente disminuyen las posibilidades de sufrir algún daño por estos eventos naturales. Estamos muy contentos como Subdere de seguir aportando con proyectos en toda la Región de Arica y Parinacota ”, dijo el jefe Regional Subdere, Patricio Piña.

En tanto, el alcalde (s) de Putre, Fabián Hilaja Humire, manifestó que “concretar esta iniciativa que mejora la calidad de vida y otorga una mayor seguridad a nuestros vecinos y vecinas, precisamente en el periodo de lluvias estivales, es un gran logro como administración, ya que a través de este proyecto disminuyen las probabilidades de sufrir algún daño en su salud y ganado. Seguiremos trabajando para materializar este tipo de proyectos en otras localidades de nuestra comuna”.

Se trata de comunidades que se dedican a la ganadería y la artesanía y que no cuentan con recursos propios para realizar este tipo de inversiones y los pararrayos con que cuentan en la actualidad fueron instalados hace más de 20 años y ya se encuentran obsoletos, por lo que esta renovación es necesaria y urgente.