Se aprueba de forma definitiva proyecto de Mirosevic que quita beneficios a dueños de AFPs

Diputado Vlado Mirosevic

El diputado Vlado Mirosevic celebra la aprobación del proyecto de ley que quita beneficios a las AFP para destinarlos a las cuentas de los trabajadores.

El proyecto presentado por Mirosevic en conjunto con la diputada Alejandra Sepúlveda fue aprobado en la Cámara de Diputados, luego de haber pasado a comisión mixta por el Senado.

El proyecto, que espera su promulgación en los próximos días, establece que los reajustes e intereses que debe costear el empleador por el atraso en los pagos de las cotizaciones previsionales, serán abonados directamente a las cuentas de capitalización individual de los trabajadores. Lo anterior difiere de la norma actualmente vigente, en que de dichos intereses y reajustes por atraso una parte le corresponde a las AFPs. “Eso no puede ser, esa plata debe ser para el empleado, y a los dueños de las AFPs no le debería corresponder nada por concepto de intereses de cotizaciones atrasadas, porque no es plata de ellos” dijo Mirosevic.

De esta forma, de acuerdo a la circular de 2016 de la Superintendencia de Pensiones, “si una cotización se adeuda desde agosto de 2015 y se paga el 1 de abril de 2016, se aplica un 11,99% de interés penal, y un 6% de recargo de lo cual un 2,27% le corresponde a los dueños de las AFPs”.

Además de celebrar la aprobación definitiva del proyecto, Mirosevic manifestó su preocupación por cambiar el sistema en su conjunto, reforma que sólo puede ser promovida por la Presidenta de la República, según la Constitución. “Como se sabe, la Constitución sólo faculta a la Presidenta para proponer un cambio general al sistema. Ese cambio no puede venir desde los parlamentarios, sería inconstitucional cualquier propuesta. Pero desde nuestra trinchera, creo que hemos aportado un gramo para desmantelar el sistema existente. Ahora la Presidenta tiene la palabra para el cambio general del sistema. Resta mucho por hacer, porque lo que queremos es avanzar hacia un verdadero sistema de pensiones, con un fuerte componente solidario, como sucede en prácticamente todo el mundo. La pelea ha comenzado”, aseveró Mirosevic.