Salud fiscaliza rotulado en espumas y recomienda que los niños no utilicen producto que podría provocar daño en ojos

Claudia Torrealba, seremi de Salud, fiscaliza el rotulado de las espumas en el comercio local ante la proximidad del Carnaval con la Fuerza del Sol 2019.

La SEREMI de Salud realizó en el centro de la ciudad un operativo de fiscalización por distintos establecimientos que venden espumas (o nieves) artificiales. Este producto utilizado en carnavales, si bien no está prohibido, está regulado por la legislación, y debe exhibir en el exterior de sus recipientes rotulados en español que advierta al usuario de forma clara la manera de uso y los riesgos potenciales a los que se exponen al rociarse directamente al rostro y a los ojos.

“Estamos fiscalizando la venta de espuma artificial en la región. Es importante que la población conozca que estas espumas tienen sustancias que tienen un potencial riesgo para la salud, por lo tanto, la recomendación para los padres y cuidadores es que estos productos no sean utilizados por los niños. Estas espumas no deben dirigirse directamente a la cara y a los ojos. Podríamos tener problemas oculares serios. Las instrucciones deben estar en español y deben leerse atentamente por los adultos”, expresó la seremi de Salud, Claudia Torrealba.

Durante el recorrido, un fiscalizador sanitario instruyó la retención en establecimientos de partidas de espumas artificiales que no contaban con la rotulación en español. Estas quedaron fuera de las góndolas de venta al público, ya que no cumplían con el etiquetado.

“Estas espumas no son para niños. Los chorros no deben dirigirse a los ojos, a la cara, o a la boca, pueden haber problemas de salud o reacciones alérgica. Tampoco pueden pulverizar con el producto cerca de fuentes de calor, ya que esto constituye un riesgo adicional, por los propelentes del producto”, comentó el fiscalizador Carlos Olivares.

Atenciones de urgencia
El refuerzo de la Autoridad Sanitaria Regional a las fiscalizaciones de espumas o nieves artificiales utilizadas en épocas de carnaval tiene un antecedente en las atenciones locales de urgencia que expresa en su magnitud el riesgo de estos productos, cuando son utilizados sin tomar en cuenta las advertencias y precauciones explicitadas en el rotulado en español.

El médico oftalmólogo, Luis Montecinos, explicó que durante el año 2018 se incrementaron en un cien por ciento las consultas médicas oftalmológicas, en los 3 días posteriores al Carnaval, de las cuales un 75% de ellas estaba ligada al uso de espumas.

El médico del Centro Oftalmológico del Hospital Regional Doctor Juan Noé, puntualizó que “las lesiones más frecuentes que se ven van desde una queratoconjuntivitis, que es una inflamación de la córnea hasta erosiones corneales que corren el riesgo de infectarse y generar úlceras y estas úlceras podrían dar origen a cicatrices las que pueden traer consigo disminución de la agudeza visual”.