Retomaron proceso de vacunación para las personas privadas de libertad

Actividad se desarrolló sin inconvenientes

Un total de 659 dosis contra el COVID-19, fueron utilizadas esta semana para la vacunación de las personas privadas de libertad, del Complejo Penitenciario y del Centro Penitenciario Femenino, y que refleja el trabajo de coordinación entre Gendarmería, la seremi de Salud y la Seremi de Justicia y Derechos Humanos.

Con la reanudación de la vacunación en ambos recintos penitenciarios, se logró que nivel regional, actualmente se han utilizado un total de 1018 dosis para vacunar a la población penal. En dicho proceso participaron el personal de salud de ambos recintos penales, de la Seremi de Salud y del Ejército, además de los funcionarios y funcionarias del régimen interno, del Equipo de Canes Adiestrados y de la Unidad Servicios Especiales Penitenciarios de Gendarmeria. El proceso se realizó en la Sala de Uso múltiple (SUM) y en cada módulo o pabellón de los recintos.

El director regional de Gendarmería, Arica y Parinacota, coronel Roberto Maldonado Soto junto con agradecer a las instituciones que han colaborado para llevar a cabo la vacunación y para implementar las diversas acciones, que permitieron contener y controlar el brote que hubo en el Complejo Penitenciario, también reconoció la tremenda labor desarrollada por los funcionarios y funcionarias de Gendarmería, para juntos enfrentar la pandemia y con ello, resguardar la salud de las personas privadas de libertad y de quienes trabajan en el recinto penal.

“Cada una de las acciones y medidas que hemos impulsado en los recintos penitenciarios y especiales, para enfrentar la pandemia se desarrolló de acuerdo al Plan de Acción COVID-19 de Gendarmería y a las coordinaciones y orientaciones propias del trabajo colaborativo que se ha mantenido con la Seremi de Salud, la Seremi de Justicia y Derechos Humanos y distintas instituciones”, acotó el coronel Roberto Maldonado Soto.

Asimismo, el oficial destacó las medidas preventivas y de protección realizadas, para disminuir los contagios hasta cero, como es actualmente en el Centro Penitenciario Femenino y en el Centro Educación y Trabajo semi abierto.

Por su parte, el seremi de Justicia y Derechos Humanos, Raúl Gil González manifestó que “Gracias al trabajo coordinado entre la seremi de Justicia y DDHH, seremi de Salud y Gendarmería, y luego de superado el brote de Covid-19 en el principal centro penitenciario de la región, se reinició el proceso de vacunación para hombres y mujeres privados de libertad en la Región de Arica y Parinacota, lo que contribuye de modo determinante a prevenir la repetición de la situación sanitaria vivida en la cárcel, todo ello velando por la salud e integridad de las personas que se encuentran bajo custodia y responsabilidad del Estado de Chile, preocupación permanente del Ministerio de Justicia y DDHH”.

Al respecto la seremi de Salud Beatriz Chavez señaló que “es primordial retomar el proceso de vacunación con la población penal, ya que este es un grupo vulnerable y que es considerado como prioridad en el programa de inmunización. Además mantendremos de manera permanente los operativos de Búsqueda Activa de Casos, a través del examen de PCR, con el fin de hacer un seguimiento continuo de los internos y así evitar eventuales brotes”, agregó.

Gendarmería también coordinó la vacunación para el personal institucional, lo que se concretó en semanas anteriores, utilizándose un total de 821 dosis.