Regiones del norte conocen avances de programa estratégico de turismo “Qhapaq Ñan”

En Iquique sesionó el Consejo Directivo del “Programa de turismo del Desierto de Atacama en la ruta del Qhapaq Ñan”, proyecto estratégico de Corfo ( PEM ) y desarrollado en forma conjunta por organismos públicos y privados de las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Atacama.

El encuentro fue encabezado por la presidenta ejecutiva del PEM, y directora de Sernatur Tarapacá, Carolina Quinteros Muñoz, contando con la participación de los directores regionales de Corfo, integrantes del sector público y privado, además de representantes del agente operador intermediario Codesser y la consultora Brújula, entidad que ejecuta la iniciativa de la corporación estatal. Asimismo expusieron el presidente del Programa Estratégico Nacional Turismo Sustentable, Oscar Santelices; y la
encargada nacional de programas estratégicos de Corfo, Soledad Valiente.

Santelices destacó los avances del programa, indicando que “estamos definiendo una hoja de ruta, que permitirá dar un salto en la forma en que estamos entregando nuestro turismo tanto para chilenos como extranjeros”. Agregó que “estamos trabajando en el programa nacional y viendo como fortalecemos el turismo del Qhapaq Ñan”.

La directora regional de Sernatur, Carolina Quinteros, destacó “el capital social que se está generando para la región dado el carácter participativo del proyecto que reúne a todos los actores. El hecho de sentar a estos cuatro actores -públicos, privados, comunidades originarias y academia- permitirá en definitiva lograr identificar y hacernos cargo cada uno desde nuestras miradas”.

En director regional subrogante de Corfo Iquique, René Fredes, destacó los avances del proyecto, precisando que “estas acciones implican la participación de los actores relevantes de cada región, de manera que el diseño de la hoja de ruta sea consensuada por los protagonistas públicos y privados. Y de esta forma, se pretende entregar una nueva herramienta de desarrollo, no tan solo a nuestra región, sino que a todo el norte”.

En la reunión también intervino Paqui Pedrosa, directora de Brújula, quien entregó antecedentes de los resultados del plan de trabajo seguido en la primera etapa del programa y asimismo abordó los resultados obtenidos en la determinación de brechas y oportunidades.

El proyecto busca sancionar e impulsar productos turísticos integrados en el marco del Camino del Inca, vincular a los circuitos consolidados del turismo andino conformando productos diferenciados, servicios de excelencia y puesta en valor de las culturas vivas que existen en la macro zona norte.

El programa, que consulta una inversión de 92 millones de pesos, se desarrolla en dos fases de trabajo secuenciales y complementarias: una de identificación de oportunidades y levantamiento de brechas, y otra de diseño de hojas de ruta.

Entre las brechas que impiden un desarrollo de la actividad turística en las comunidades aledañas a la ruta del Qhapaq Ñan, se encuentran la falta de conectividad vial, comunicaciones como telefonía celular e internet, y la falta de energía eléctrica y agua potable, entre otros.