Realizan jornada limpieza y protección del habitat del picaflor de Arica

Alumnos en plena labor de limpieza del sector
Alumnos en plena labor de limpieza del sector
Con un llamado urgente a la comunidad para proteger la flora y fauna nativa del valle de Azapa culminó este fin de semana una gran jornada de limpieza en Pampa Gobernador (sector El Rápido), en el kilómetro 39 del valle de Azapa.

Como es habitual la Municipalidad asumió el compromiso ecológico, esta vez en Pampa Gobernador, sector conocido como El Rápido, hasta donde llegó un equipo de la Oficina Comunal de Medio Ambiente, la Secretaría Regional Ministerial de Medio Ambiente, CONAF y un grupo de 55 alumnos de la Escuela D-17 “Comandante Juan José San Martín”, la Escuela D-7 “Pedro Lagos Marchant”, y del North American College, para realizar una limpieza y reforestación con 40 chañares (Geoffroea decorticans) entregados por CONAF para esa micro reserva del Picaflor de Arica (Eulidia yarrellii), afectada por una creciente contaminación.

Se recogieron toneladas de residuos entre escombros y basuras domésticas, depositadas por comuneros de otras parcelas en forma indiscriminada, sin tomar en consideración que este sector reviste una importancia biológica para la sobrevivencia del Picaflor de Arica, el cual requiere urgente protección.

Ese espacio biológico necesita especial atención para mantener su sustentabilidad, por tal motivo se hizo un llamado a la comunidad del valle para crear las condiciones de habitabilidad permanente para los picaflores en ese sitio donde realizan su nidificación y fuente de alimentación natural.

El área tiene un inmenso potencial turístico, ambiental y ecológico, de allí la motivación de esta jornada de limpieza y el llamado a la toma de conciencia de las instituciones públicas y privadas para continuar e incrementar esta labor.

Para cumplir estos objetivos la Oficina Comunal de Medio Ambiente, junto a otras entidades seguirá trabajando para mantener la limpieza y mejoramiento ambiental del sector; lograr seguimiento, manejo y determinar el riesgo de las especies existentes; crear redes de apoyo con voluntariado ecológico ambiental; realizar acciones permanentes en el rescate de esta área; generar talleres de educación ambiental destinados a la comunidad del Valle; y además de la instalación de señalética educativa y restrictiva en este lugar del valle de Azapa.