Radiografía de la sexualidad de los jóvenes chilenos. Aumento del VIH

Doctora Eldreth Peralta, directora del Centro de Salud del Adolescente SERJOVEN.

En las últimas semanas, el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) volvió a la primera plana noticiosa cuando el Ministerio de Salud informó que en los últimos 7 años, los casos de personas infectadas aumentaron un 96%, principalmente en la población entre 15 y 25 años. El tema encendió las alarmas y el escrutinio público sobre las posibles causas de esta explosión de nuevos contagios, no se hizo esperar. Falta de políticas públicas o de educación sexual, fueron algunos de las explicaciones que se discutieron.

Para conocer más sobre los jóvenes chilenos, sobre sus conductas y sexualidad, entrevistamos a profesionales del Centro de Salud del Adolescente SERJOVEN. Su Directora Médica, la doctora Eldreth Peralta, nos cuenta que la mayor parte de los adolescentes de 15 a 19 años inician sus relaciones sexuales alrededor de los 15 años, con pares de más menos la misma edad, en una relación de pareja o “pololeo”, sin embargo, en su consulta, ve como el reconocimiento de encuentros casuales ha aumentado. Así lo reflejo la última Encuesta Nacional de Juventud, que reveló que un 22% de los hombres y un 11% de las mujeres declaró haber iniciado relaciones sexuales con una “andante o recién conocido”.

“Es alarmante el aumento del VIH en el último tiempo, y esto no es más que un reflejo de la falta de educación sexual, el inicio de la actividad sexual cada vez más temprano y desprotegido, y las conductas sexuales impulsivas de los adolescentes, muchas veces para sobresalir, ser aceptados o incluso por carencias en otras áreas”, afirma Natalia Segovia, Matrona Clínica de este Centro de Salud especialista en atender adolescentes.

“Cuando conversas con los chicos, reconocen el SIDA como una enfermedad de riesgo a nivel del pensamiento, pero al nivel de las emociones y vivencias, continúan pensando que está lejos de su realidad, frases como “yo lo/la conozco bien”, “ella/él es tranquila”, “eso no me va a pasar a mí, no me “psicosee doctora” son muy frecuentes de escuchar en la consulta”, debido a los sentimientos de omnipotencia e invulnerabilidad que están presentes y juegan un rol especial en esta etapa de la vida, comenta la doctora Peralta.

Los jóvenes reconocen que no es lo habitual hablar de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) con sus parejas. Le han perdido el temor al contagio del VIH, por la falta de conciencia a nivel de toda la comunidad y por haberse transformado en una enfermedad crónica y no mortal, como lo era antes del desarrollo de tratamientos efectivos.

En cuanto a los métodos de protección, el más usado es el condón, sin embargo, es alarmante que el tercer método declarado es el coito interrumpido, método que realmente no es un método preventivo eficaz ni para embarazo ni menos aún para las infecciones de transmisión sexual. Por lo demás, el uso de condón frecuentemente es inconsistente, es decir no lo usan en el 100% de las relaciones sexuales, por lo que el efecto protector disminuye considerablemente, asegura la Directora Médica de SERJOVEN.

Prevención y contagio de VIH
La matrona Natalia Segovia, es enfática en manifestar que el único método anticonceptivo que existe actualmente, y que disminuye significativamente el riesgo de contagio de cualquiera de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) como VIH, Sífilis, Gonorrea, Virus del Papiloma Humano (VPH), entre otras, es el uso del condón masculino y femenino en cada relación sexual tanto anal, vaginal y oral. Además del autocuidado, la realización de los exámenes correspondientes, la información y resolución de dudas que existan en salud sexual y reproductiva.

Respecto del VIH, aclara la profesional, hay 3 formas posibles de contagiarse:
1. Por vía sexual, durante las relaciones sexuales, tanto orales, vaginales, o anales sin protección con alguien infectado. Lo anterior, es por el contacto con fluidos corporales de la persona infectada, ya sea líquido seminal, secreciones vaginales y/o sangre. El VIH no se contagia por contactos comunes y cotidianos como lo son los besos, abrazos, dar la mano o por compartir objetos personales como agua o alimentos, tampoco se transmite por tos o estornudos de personas infectadas, ni al sentarte junto a alguien que este infectado.

2. Otro medio de contagio es el compartir agujas ya sea para inyectarse drogas o esteroides, para hacerse tatuajes o piercings. Este medio de contagio no es sólo del VIH sino que también de hepatitis y otras infecciones.
3. Por último, las madres contagiadas pueden infectar a sus hijos durante el embarazo, el parto e inclusive a través de la lactancia.

La especialista de SERJOVEN agrega que hay que educar a los jóvenes, mostrarles los riesgos a los que se exponen, sus consecuencias, sus derechos, y las acciones que promueven una sexualidad segura, respetuosa, y por sobre todo el autocuidado.

Consejos para una sexualidad segura
La doctora Peralta asegura que medidas como la abstinencia y/o el uso de preservativo no están siendo considerados seriamente hoy por la juventud. Un gran desafío es lograr integrar el uso de condón como una norma en cada relación sexual, en toda relación de respeto y cuidado mutuo. Que su uso sea lo esperable, que forme parte del romance, que deje de ser visto como una dificultad o molestia.

Para ayudar a los jóvenes a tomar consciencia sobre una sexualidad segura aconseja:
• Favorecer las conversaciones sobre la forma de vivir como seres sexuados, en la familia, el colegio y la comunidad en general.
• Potenciar habilidades de comunicación, empatía, reciprocidad, para una vida de autocuidado y cuidado a/de otros.
• Proporcionar información personalizada, que le haga sentido en lo vivencial. Dicha información debería incluir hablar de fisiología y reproducción, de amor y enamoramiento, de placer y deseo, de relaciones de parejas saludables y no saludables, de conductas, riesgos y protección, de consecuencias positivas y negativas. Y si uno no sabe, buscar y solicitar la ayuda para resolver las dudas.
• Estimular el desarrollo de capacidades para identificar y reconocer situaciones de riesgo, así como las herramientas para enfrentarlas protegiéndose de consecuencias negativas y favoreciendo vivencias positivas.
• Los pares son muy importantes en esta etapa de la vida y las decisiones muchas veces son influidas por los amigos y compañeros. Será por lo tanto importante no solo trabajar a nivel individual sino también a nivel colectivo. Es aquí donde los Programas de Educación Sexual y las campañas de información y motivación hacia medidas preventivas son muy importantes. Debemos trabajar para cambiar el paradigma, así como se ha logrado con el consumo de tabaco, hoy los jóvenes que fuman ya no son los admirados ni bacanes. Demos caminar hacia “SER BAKÁN ES ELEGIR CUIDARSE”, concluye la Directora Médica de SERJOVEN.

Acerca del Centro de Salud del Adolescente SERJOVEN
Corporación que brinda atención de salud integral, de alta calidad y gratuita a adolescentes de la comuna de lo Barnechea que viven en situación de pobreza. A la fecha ha atendido a aprox. 3.000 adolescentes (y sus familias), proporcionando aproximadamente 8.000 atenciones anuales.

Cuenta con un equipo multidisciplinario de más de 20 profesionales especialistas en adolescencia, que brindan atención de salud física, psicológica y social, junto con un fuerte trabajo preventivo, para problemas como: obesidad, anorexia, bulimia, depresión, consumo de drogas, ideación suicida, embarazo adolescente, deserción escolar y delincuencia, entre muchas otras dificultades propias de esta etapa de la vida. Su atención integral involucra al adolescente y a su familia, trabajando también estrechamente con los colegios y otras entidades comunales esenciales para favorecer el crecimiento y desarrollo saludable y la resolución de los problemas de los jóvenes.

SERJOVEN tiene además un rol fundamental en docencia de pre y postgrado en el campo de la salud del adolescente en el país, capacitando en especial a estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y a alumnos de psicología y psicólogos de las universidades de Los Andes, del Desarrollo y Alberto Hurtado, y de psicopedagogía de la Universidad Andrés Bello, de manera de que puedan brindar la atención que requiere todo adolescente.