Puerto de Arica cierra el 2020 con operatividad al 100% en pandemia y un crecimiento de un 57% en graneles vegetales

Al cierre del año 2020, la Empresa Portuaria Arica (EPA) entregó un balance de su gestión, destacando que la operatividad del Puerto de Arica se mantuvo al 100 por ciento, pese a la pandemia mundial por Covid-19 que ha afectado al país y a la Región de Arica y Parinacota.

El gerente general de la EPA, Rodrigo Pinto, señaló que si “si bien el año que termina fue extremadamente difícil y desafiante, podemos decir con mucha satisfacción que las operaciones no se han interrumpido por efecto de la pandemia. Desde febrero comenzamos a aplicar medidas sanitarias que se fueron intensificando de acuerdo a los protocolos emanados del Ministerio de Salud. Eso significó la habilitación de puntos de limpieza para personas y vehículos, exigencia de uso permanente de mascarilla, limitar el aforo en lugares abiertos y cerrados, implementar sistemas de trabajo a distancia, y aplicar un eficiente sistema de trazabilidad y aislamiento ante el registro de contagios en el Puerto y el Antepuerto”.

Pinto valoró el compromiso del concesionario TPA S.A. y de los sindicatos de trabajadores portuarios con la Campaña Sanitaria Preventiva Covid-19. Gracias a ello, dijo, los contagios han sido marginales en los 1.000 empleos directos y otros 1.000 indirectos que genera el Puerto de Arica.

Cifras positivas
Pese a las dificultades de la pandemia y a la caída del comercio internacional, el Puerto de Arica logró cifras positivas en la transferencia de graneles vegetales (soya y maíz específicamente), creciendo un 57% el tonelaje de estos productos este 2020 en comparación al año anterior. De esta manera, durante el año, el movimiento total de esta carga bordeó las 500 mil toneladas.

El máximo ejecutivo de la EPA, Rodrigo Pinto advirtió que las expectativas para el 2021 son más alentadoras, ya que se estima que las actividades de exportadores que se vieron aminoradas por la pandemia, podrán recuperarse en los próximos meses y con ello sus despachos al exterior.

Otro indicador positivo que registra la EPA es la disminución en las horas de cierre de puerto, por la presencia de marejadas. Pinto explicó que, gracias a gestiones con actores públicos y privados que intervienen en las operaciones marítimas y la incorporación de tecnología para medición de parámetros meteorológicos, “pudimos bajar en un 42 por ciento las horas de cierre respecto del promedio de los últimos 5 años. Al usar tecnología predictiva y generar una mesa de gestión de las medidas a aplicar, sin perder de vista el factor seguridad, acortamos las horas de cierre, lo que ha permitido dar mayor certeza a los itinerarios de las naves”.

También el 2020 arrojó los primeros resultados del Plan de Normalización de Tarifas y Servicios que el 2019 impulsó la EPA junto a TPA S.A., en torno a las cargas que moviliza la Administradora de Servicios Portuarios-Bolivia, con el fin de lograr una mayor fluidez de estas mercancías hacia su destino. Así, el dwell-time de los contenedores en Arica, es decir el tiempo de espera para su despacho, bajó de 12,1 días promedio en 2018 a 7 días promedio en 2020, y continúa disminuyendo. Otra mejora alcanzada es en los despachos directos de contenedores, ya que a través de la planificación anticipada previo a la recalada de las naves, se avanzó en el uso de esta modalidad que era de un 5% el 2018 a un 20%.

Mayor calado
A nivel de infraestructura, el gerente general de la EPA mencionó que, tras 14 meses de obras civiles, el concesionario TPA S.A. culminó la profundización y reforzamiento de tres sitios del Puerto, cuya inversión fue de 2,8 millones de dólares.

“Estos trabajos, que se realizaron sin paralizar las faenas, nos permitieron aumentar de 10 metros a 11,4 metros el calado operacional. Una vez que culminen las certificaciones de la autoridad marítima y se apruebe el Plan de Maniobras, podremos recibir a partir del próximo año naves del tipo Post Panamax Plus, es decir de un mayor tamaño y de servicio directo al Asia”, sostuvo.

Por último, el máximo ejecutivo portuario señaló que el 2021 “seguirá siendo un año muy desafiante. Por lo pronto, seguiremos aplicando todas las medidas sanitarias para evitar la propagación del Covid-19, con el fin de mantener nuestras operaciones al 100 por ciento y cuidar la salud de todos los colaboradores. La pandemia es un desafío operativo y los estamos enfrentando, con el fin de que el Puerto de Arica siga manteniendo su liderazgo en la macrozona andina”.