Puerto de Arica apuesta por la reactivación del Ferrocarril Arica-La Paz

Un nuevo desafío tiene a la vista la Empresa Portuaria Arica (EPA) al cumplir 23 años este 30 de abril. El presidente de la compañía, Marcelo Urrutia señaló que, lejos de paralizarse por la pandemia Covid-19, la administración “ha ido en busca de nuevas cargas, lo que para la ciudad significará más desarrollo y más turnos y empleo para los trabajadores portuarios. Junto a director de EPA, Luis Granier, y el equipo ejecutivo y técnico de la empresa, estamos colaborando con toda nuestra experiencia, para que el Ferrocarril de Arica a La Paz (FCALP) pueda, en conjunto con el Puerto, cada uno en su rol, reactivarse con cargas desde Arica hacia Bolivia y viceversa. Esta es una gran noticia para la región”.

El líder de EPA anunció que desde febrero de 2019, la EPA junto al concesionario TPA S.A., en una alianza público-privada, están trabajando para hacer posible la reactivación del tren en conjunto con el Puerto. “Tras una gira comercial que ambas empresas hicimos a Bolivia, identificamos el interés de una exportadora de soya por traer nuevas cargas a Arica a través del ferrocarril. Este interés se lo comunicamos a EFE, que administra el tramo chileno de FCALP y con ello se inició un trabajo que dará pronto sus frutos. La primera quincena de mayo se hará una prueba técnica con carga de ida y vuelta al puerto”, puntualizó.

Urrutia dijo que “hemos sido prudentes en cada paso que hemos dado. Hoy en nuestro aniversario, nos complace mucho decirle a la comunidad, que, junto con ordenar las operaciones del puerto para ajustarlo a estándares internacionales, estamos alcanzando este nuevo logro de apoyar la reactivación del tren, luego de 15 años de estar suspendidas sus actividades. Hemos prestado toda nuestra colaboración a EFE para esta prueba. Esperamos que podamos luego implementar un régimen constante y conveniente que permita a los ariqueños y las ariqueñas, ver nuevamente trenes con carga”.

Por su parte, el gerente general de la EPA, Rodrigo Pinto, indicó que la preparación de la prueba técnica del ferrocarril, ha sido coordinada con el gerente general de TPA S.A., Gabriel Tumani y con la gerente general (I) de FCALP S.A., Yuny Arias. También ha contado con el apoyo del intendente Roberto Erpel; del gobernador de Parinacota Mario Salgado; y de las Secretarías Regionales Ministeriales de Transportes y Telecomunicaciones, Salud, Agricultura y Desarrollo Social, además del Servicio Nacional de Aduanas y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Municipalidad de Arica, Gobernación Marítima, Carabineros, la PDI, y de la Coordinación del Complejo Fronterizo Chungará.

“Esperamos que este trabajo conjunto, del Puerto, con EFE y con nuestras autoridades regionales, se proyecte en el tiempo con un régimen sostenible. Sumar el tren como modo de transporte para las cargas, claramente hace que el Puerto de Arica sea más competitivo dentro de la macrozona andina”, expresa.

Pinto asegura que el tren podría ser “un perfecto complemento para el transporte terrestre y podría ayudar a la segmentación de las cargas, donde las más pesadas puedan ser transportadas en tren y las más livianas en camiones. Esta diversificación logística favorece a los usuarios de la cadena, en una forma más amigable al medioambiente y con una contribución importante a la integración regional con Parinacota. El primer paso es la prueba con carga real y el que sigue será el diseño de un modelo de operación sostenible”, puntualizó.

100% operativo
Al hacer un recuento de su gestión con ocasión del 23° Aniversario de la EPA, Pinto señala que el 2020 puso a prueba la capacidad del equipo humano de la compañía, para adaptarse a tiempos difíciles como lo ha sido la pandemia por Covid-19.

La clave -precisó el máximo ejecutivo- fue sumar junto al concesionario TPA S.A, a toda la comunidad portuaria en las campañas de prevención y autocuidado, con la finalidad de que el puerto siguiera funcionando como empresa clave para el abastecimiento de Arica, Bolivia y Perú.

“Desde marzo de 2020 mantuvimos 100 por ciento operativo el Puerto, en medio de 5 meses de cuarentena, restricciones de desplazamiento e implementación de protocolos sanitarios. Desde el primer día mantuvimos mucha coordinación fina con las autoridades de Gobierno, para mantener nuestras operaciones vigentes y seguras. Ese trabajo tuvo sus frutos: contagios bajo el 2 % en los trabajadores directos e indirectos y ninguna fatalidad”, sostuvo.

Y como segundo hito, Pinto dijo que en diciembre del año pasado, el concesionario TPA S.A. concluyó las obras de profundización de dos sitios y la protección de otro, con una inversión avaluada en varios millones de dólares.

Estos trabajos permitirán al Puerto contar con un calado de 11,4 metros de profundidad, en los Sitios 4 y 5 de una longitud de 450 metros, lo que abre la posibilidad de recibir naves del tipo Post Panamax Plus, ajustándose a los requerimientos de la industria naviera que hoy moviliza buques más grandes en los servicios directos al Asia.

“Esta es otra estrategia competitiva desarrollada a través de la alianza público-privada con TPA S.A., en que cada uno en su rol, pero con un objetivo común, se trabaja coordinadamente en función del desarrollo del Puerto de Arica, con más y mejores empleos y más y mejores servicios. Estamos empeñados en el desafío de convertirnos en un puerto de clase mundial, sirviendo al comercio de Chile, Bolivia y Perú, y en el futuro para Brasil y Paraguay”, aseveró el gerente general de la compañía.