Primera infancia de Arica presenta sus expresiones artísticas

desarrollo_social_pinturas_niñosPinturas y trabajos de niños y niñas de los programas Abriendo Caminos, Centros Educativos Culturales de Infancia y Conozca a su Hijo, contempló la exposición “Protección social para todos y todas desde la primera infancia”, inaugurada en el hall central del edificio de servicios públicos de Prat 305.

La muestra, organizada por la Secretaría Regional Ministerial de Desarrollo Social y Junji, contó con la visita de la vicepresidenta ejecutiva nacional de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, Desirée López de Maturana Luna, quien, acompañada por el seremi Julio Verdejo Aqueveque; por el consejero regional, Rodrigo Díaz; directores y funcionarios de servicios públicos, disfrutó las expresiones artísticas de los menores.

La vicepresidenta ejecutiva de Junji valoró los convenios que mantiene la entidad con el Ministerio de Desarrollo Social, pues “gracias a ello, es posible tener ante nosotros esta muestra maravillosa de objetos trabajados por las manos de niños y niñas que se atienden en programas que están dirigidos a familias vulnerables de la región”.

El seremi Julio Verdejo, por su parte, resaltó la labor realizada por el programa Abriendo Caminos que “desarrolla habilidades y capacidades a través de apoyo psicosocial en niños, niñas y adolescentes con un adulto privado de libertad, que les permita alcanzar mejores condiciones de vida”.

Los Centros Educativos Culturales de Infancia (Junji) educan y cuidan menores de 6 años, en sectores rurales concentrados y urbanos de alta vulnerabilidad social en centros comunitarios a través de un proyecto educativo elaborado en conjunto con la comunidad.

Asimismo, el Programa Conozca a su Hijo capacita a madres de sectores rurales como primeras educadoras de sus hijos e hijas menores de seis años, que no asisten a programas de educación parvularia por habitar áreas rurales de alta dispersión geográfica.

Abriendo Caminos es una estrategia de intervención psicosocial integral y personalizada, que se desarrolla a través de acciones preventivas, de reforzamiento y reparación para niños, niñas y adolescentes con adultos significativos privados de libertad y sus cuidadores.

Este programa se ejecutó en la región por primera vez el año 2010. Desde entonces a la fecha han ingresado 605 menores y adolescentes, con un egreso aproximado de 120 familias, para lo cual el Ministerio de Desarrollo Social ha trasferido alrededor de 800 millones de pesos.