¡Por la Razón o la Multa! 543 infracciones a la ordenanza municipal N°1 detectó la Central municipal de Televigilancia en el 2020

A dos años de la iniciativa pionera en nuestro país “Por la razón o la multa”, impulsada por la gestión del alcalde de Arica Gerardo Espíndola Rojas, a través de la Dirección de Prevención y Seguridad Humana DIPRESEH, y que contó con el apoyo del Concejo Municipal, la herramienta legal ha funcionado como medio de prueba para multar a más de medio millón de personas que fueron sorprendidas en alguna falta o incivilidad el año 2020.

La Ordenanza Municipal N°1/2019 que faculta a los inspectores municipales para multar a través de las imágenes captadas por las cámaras de televigilancia son operadas por profesionales de la DIPRESEH, las 24 horas del día y los 365 días del año.

Una vez detectada a la persona contraviniendo las normativas vigentes, funcionarios adoptan el siguiente procedimiento: primero el inspector observa las cámaras detectando la falta; segundo, la transgresión a una ordenanza municipal es una causa de un parte empadronado; tercero, el funcionario tiene 24 horas para cursar la citación al Juzgado de Policía Local correspondiente, a esto se adjuntan las imágenes como medios de prueba.

543 infracciones en el 2020
En este mismo sentido, la medida que surgió a petición de la comunidad en las audiencias ciudadanas realizadas por el alcalde Espíndola en años anteriores, permitió sancionar a través de las imágenes captadas por las cámaras de televigilancia municipal, las siguientes conductas prohibidas: 430 infracciones por vehículos mal estacionados, 16 por carga fuera de horario en el centro, 27 por arrojar basura en lugares no habilitados y permitidos, 58 por conducción sobre la acera y tránsito en paseo peatonal, 5 por conducción contra el tránsito y 7 vehículos abandonados.

Al respecto, la directora de la DIPRESEH, Claudia Hermosilla Railén, destacó la importancia de la central de las cámaras municipales en relación a esta materia, señalando que “quisimos sacar más provecho a esta herramienta tecnológica, no solo enfocarnos en los delitos, sin duda lo más importante, pero también vimos otra necesidad, que estas mismas cámaras nos permiten a visualizar aquellas personas que incumplen a las ordenanzas municipales, nosotros velamos por el cumplimiento de estas a fin de educar a la comunidad”.

Cabe destacar que, al asumir la actual gestión municipal en diciembre de 2016, se encontraban operativas sólo 7 cámaras de televigilancia, por lo que no existía un plan de manejo ni el personal necesario. Actualmente, se encuentran 70 cámaras operativas que refuerzan la labor educativa y sancionatoria.

Gracias a las distintas gestiones realizadas por la DIPRESEH, al culminar el primer semestre del 2021, se estima la instalación de otras 50 cámaras de videovigilancia repartidas en distintos puntos de la comuna.