Pondrán en valor el Monumento Natural Quebrada de Cardones

Cactus candelabro
Cactus candelabro
La cuarta área silvestre protegida de la región, el Monumento Natural Quebrada de Cardones, ubicado en la provincia de Arica, aún no tiene la fama de las unidades de la provincia de Parinacota que conforman la Reserva de Biosfera Lauca. Eso podría cambiar, según indicó la dirección regional de CONAF, a raíz de las iniciativas para su puesta en valor, en especial la que está en fase de licitación y que deriva del Fondo Mundial del Medioambiente (GEF en sus siglas en inglés), y que bajo el rótulo “Plan estratégico de inversiones para el Monumento Natural Quebrada de Cardones” es parte integrante del Proyecto de creación de un Sistema Integral de Áreas Protegidas para Chile (Proyecto GEF N°59602). De este quehacer deriva también el video ad-hoc que está disponible en sitios como youtube. https://www.youtube.com/watch?v=4Hrgxm-YJGM

Hoy en día los cactus candelabro, ya obligan a parar a los tour operadores que pasan por el lugar, camino al altiplano, y convocan la foto de rigor a los visitantes que quieren llevarse el recuerdo de estos “cactus centinela”, otro nombre que se le da a la Browningia candelaris, apelando a la apostura vigilante de esta cactácea columnar, que rompe la aridez y vigila al viajero desde los faldeos de los cerros a partir del kilómetro 65 de la carretera 11Ch.

La vía cruza el Monumento, pues éste se extiende a ambos lados de la carretera, entre los dos mil y tres mil metros de altitud, abarcando cerca de once mil hectáreas y fue creado para resguardar la biodiversidad que contiene como corredor biológico, en especial el cactus candelabro, clasificado en estado Vulnerable el Registro de Clasificación de Especies, que evalúa el nivel de amenaza que enfrentan los recursos biológicos.

Cardones como piloto
El Monumento Natural Quebrada de Cardones fue hace poco el tema central de la actividad “Vive tu patrimonio”, título de la Campaña nacional por la Conservación de la Biodiversidad de Chile, la que se inscribe en el proyecto de creación de un Sistema Nacional Integral de Áreas Protegidas para Chile.

La apuesta del proyecto GEF-CONAF para Quebrada de Cardones, es la definición de un Proyecto Estratégico de Desarrollo para el Monumento Natural, de manera tal que sirva como ejemplo de acción e inversión y pueda ser replicado en otras áreas protegidas como modelo sustentable. Paralelamente CONAF tramita ante el FNDR la infraestructura base que ocupará una hectárea en el kilómetro 64, y que constará de miradores, un centro de información ambiental, guarderías y oficinas administrativas.

La apuesta regional
Según explica el director regional de CONAF, Guillermo Cisternas, la mirada, el desafío y a la vez el fundamento para CONAF Arica y Parinacota gira en torno a cuatro ideas principales, las que a su vez son el eje para la conservación del recurso emblemático del lugar, el cactus candelabro.

Cisternas detalla que “en realidad se trata de fortalezas que esperamos desarrollar y potenciar al servicio de la conservación de la biodiversidad allí existente: Primero está el hecho que el lugar es la puerta de entrada a las áreas silvestres protegidas del altiplano, luego está su potencial para la observación astronómica –hay certeza de una gran cantidad de noches con cielos despejados y proyectos en esa línea que están en desarrollo-. En tercer lugar, está su ubicación en términos de accesibilidad, lo que quizá es el factor que brinda las mayores posibilidades para su desarrollo ya que estamos hablando de un emplazamiento a sólo a 45 minutos de Arica, lo que permitirá crear un espacio educativo y recreativo de tipo medioambiental.

El directivo indica que esta condición permitirá que acudan hasta adultos mayores y delegaciones escolares, lo que ya está ocurriendo en alguna medida, y puede extenderse a la familia en general, ya que el lugar está a una altura de entre dos mil y tres mil metros de altitud, muy diferente a los más de cuatro mil metros de las áreas de Parinacota.

El cuarto lugar de esta relación integral lo da su biodiversidad con más de 73 especies de flora y fauna -muestras representativas del ambiente desértico-, su belleza panorámica o escénica y su aún desconocido patrimonio cultural arqueológico. Primero se hablaba de tres yacimientos arqueológicos significativos, incluidas pictografías de los primeros habitantes del territorio; y hoy se calculan en más de ochenta.

El conjunto eso sí es de gran fragilidad, de allí justamente su razón de ser como área protegida. Eliana Belmonte estudiosa del cactus candelabro pide más investigación y trabajo con los escolares. Sus registros datan del año 1987 y no es mucho lo que se conoce actualmente del recurso, como por ejemplo qué especies lo polinizan.

“Vive tu patrimonio” plantea la Campaña por la Conservación de la Biodiversidad de Chile. Del buen curso de esta esperada puesta en valor, bajo la mirada holística que pide el Fondo Mundial del Medioambiente, dependerá el futuro de esta área protegida y también la oportunidad para vivir y experimentar Quebrada de Cardones.