Pobladores de la Guañacagua III solicitan a Aguas del Altiplano inspeccionar posibles fugas

Aguas Altiplano - Guañacagua1Como una prioridad fue calificada la solicitud de los vecinos de la población Guañacagua III por la empresa Aguas del Altiplano, los que, preocupados por las roturas que puede haber producido el terremoto en las redes de agua potable y alcantarillado, pidieron a la sanitaria local realizar una exhaustiva revisión de sus instalaciones en el sector.

“La salinidad de los suelos en los que están construidas las casas nos obliga a darles prioridad ya que, en caso de haber fugas, los daños y, por lo tanto, las posibles consecuencias son muchísimo más graves que en un suelo normal”, expresó Marcelo Basaure, gerente zonal de la empresa.

Matilde Huenchulao, presidenta de la junta de vecinos, dijo que “tenemos mucho temor que producto de nuevas fugas nuestras casas se sigan deteriorando, y el terremoto puede haber causado daños que no podemos ver. La respuesta de la empresa y la ejecución de la inspección comenzó de manera inmediata, eso nos tiene muy conformes”.

Basaure explicó que se envió un equipo especialista en detección de fugas e inspección televisiva para localizar los posibles problemas en el alcantarillado. Sin embargo, el trabajo se ha visto entorpecido en algunas viviendas debido a que los vecinos tienen tapadas las cámaras.“El gran error que comete mucha gente es que al poner baldosas o cemento, no se preocupa de dejar a la vista las tapas del alcantarillado, lo que finalmente impide su rápido acceso en caso de emergencia y, cuando hay que trabajar, se debe romper”, comentó el ejecutivo.

Los trabajos se extenderán durante un mes con el objeto de asegurar la tranquilidad de los vecinos de una población que ha sufrido las constantes consecuencias de vivir sobre suelos salinos.