Playas La Lisera y Brava han sido víctimas de más de una docena de actos vandálicos desde agosto

La Dirección Municipal de Turismo acusó estos hechos que han sido ocasionado solo con el ánimo de hacer daño al bien público.

Como nunca antes, el borde costero sur de Arica ha sido víctima de actos vandálicos ocasionados por antisociales que, solo con el ánimo de destruir, han hecho de playas La Lisera y Brava un espacio donde los daños son el “pan de cada día”.

Así lo denunció el Departamento de Turismo de la Municipalidad de Arica, unidad que contabilizó por lo menos 13 episodios delictivos desde el 18 de agosto pasado, situaciones que van desde la destrucción de las barandas de madera hasta el intento de ingreso a las bodegas y baños.

Un hecho lamentable y que no ha tenido solución, según explicó el director del departamento, Edgar Muñoz, quien indicó que ni si quiera un robo puede ser la causal de los perjuicios provocados, por cuanto el lugar no tiene objetos de valor que puedan ser de interés para delincuentes.

“Lamentablemente, desde el 18 de agosto a la fecha hemos tenido 13 episodios de actos vandálicos acá en las playas La Lisera y Brava. Esto, incluso, ha comenzado a perjudicar a la comunidad, por lo que nosotros como Municipalidad estamos haciendo un esfuerzo sobrehumano para poder tener estos espacios en buenas condiciones. En la playa no hay productos de valor, por lo cual la verdad es que son netamente destrozos los que se están realizando”, indicó Muñoz.

Otra lucha constante de los fiscalizadores municipales, ha sido con el permanente comercio ilegal que se toma los paseos del borde costero, quienes más allá de representar una competencia desleal con quienes pagan sus permisos, han protagonizado actos violentos contra los funcionarios, así como también daños al bien de uso público.

“Como Municipalidad estamos haciendo un esfuerzo bastante grande para poder tener personal y recursos en todo sentido, para poder mantener estos espacios en las mejores condiciones posibles. Viene una temporada estival, estamos preparándonos para ello, pero estos destrozos nos hacen retroceder, por lo cual estamos lidiando día a día con mantener estos espacios en buenas condiciones de cara a lo que viene”, recalcó.

Por el mismo motivo, Muñoz llamó a la comunidad a denunciar estos hechos tanto con el personal municipal que custodia las playas durante la jornada, como con Carabineros. De este modo, Arica puede mantener en buen estado sus principales balnearios, un anhelo de la comuna sobre todo con la pronta llegada de la temporada de playas.