Plan de Control por fin de semana largo fue anunciado desde Zapahuira

En uno de los primeros controles sanitarios instalados voluntariamente por autoridades de la Provincia de Parinacota, el Intendente Regional, Roberto Erpel, anunció la medida que busca evitar que la población se movilice en el fin de semana largo.

El Intendente Regional, Roberto Erpel, acompañado de la Seremi de Salud, Beatriz Chávez; el General de Carabineros, Rodrigo Cerda; y el Jefe de la Defensa Nacional de Arica y Parinacota; Luis Cuellar, se reunieron con autoridades de la Provincia de Parinacota para anunciar las medidas para controlar que los ariqueños y parinacotenses no se trasladen a segundas viviendas y que sólo salgan de sus hogares si es estrictamente necesario.

Reforzar las medidas en toda la región para evitar la propagación del virus Covid-19 en Arica y Parinacota fue el llamado de las autoridades para el fin de semana largo. El “Plan Primero de Mayo” contará con estrictos controles en las Aduanas Sanitarias por el desplazamiento irregular de personas frente a la contingencia del coronavirus en la región, acción que contará con mayor participación de personal del Ejército, Carabineros y autoridades sanitarias.

“Estamos dando inicio al #Plan1°deMayo, que fortalecerá las aduanas sanitarias que tenemos en Zapahuira, Ticnamar, Cuya y Acha, para evitar el desplazamiento de vehículos frente a la tercera semana de cuarentena en Arica. Es responsabilidad de todos cuidarnos, protegernos, y así lograremos que esta pandemia no se siga propagando. Mantengan el aislamiento social, el distanciamiento físico, el uso permanente de mascarilla y si salen del hogar por alguna urgencia, tomen las medidas necesarias. Es fundamental el distanciamiento social y físico”, afirmó Erpel.

Asimismo, recalcó que “no queremos que se trasladen a segundas viviendas. Tampoco es época de turismo. La Provincia de Parinacota la tenemos que resguardar y proteger. Seamos responsables. Regulémonos. Es la única forma que podremos combatir la pandemia del Covid-19 que está matando a muchas personas en el mundo, en el país y también en nuestra región”.

La instalación de la aduana sanitaria de Zapahuira fue posible gracias a las gestiones y la iniciativa propia de personas de la Provincia de Parinacota, entre ellas el Gobernador de Parinacota, Mario Salgado, la alcaldesa de Putre, Maricel Gutiérrez, personal del Cesfam de Putre y funcionarios de Carabineros de la Comisaría de Putre, que significa un importante beneficio de resguardo de las personas de las comunes Putre y General Lagos.

Al respecto la Seremi de Salud, Beatriz Chávez, afirmó que “nuestro objetivo es cuidar a las personas y resguardar estas zonas que aún no presentan ningun paciente positivo de Covid-19. Hemos repetido incansablemente las medidas pero aun hay personas que no cumplen con la mascarilla, el distanciamiento social, y no solicitan los permisos temporales para salir en cuarentena. Lamentablemente seguimos cursando sumarios sanitarios. Hago un llamado a que tomen en serio la cuarentena en Arica. Seamos más responsables”.

Finalmente, el General Cuellar añadió que “reforzar los puntos de control es importantísimo. El ingreso a esta Provincia por medio de esta aduana sanitaria es un acto que suma y es parte de la solución al conflicto que genera la pandemia: Proteger a las personas y las zonas que no presentan contagios, más siendo que en la provincia viven principalmente adultos mayores que son nuestra prioridad. Instó a que todos seamos la primera barrera contra este virus siendo responsables, consecuentes y buenos ariqueños y parinacotenses”.

La tercera semana de cuarentena obligatoria en Arica iniciará mañana jueves 30 de abril a las 22:00 horas, contará con mayor presencia de autoridades sanitarias, carabineros y personal del Ejército, que continuarán monitoreando de forma permanente la ciudad de Arica y las aduanas sanitarias desplegadas en la región, evitando la movilidad innecesaria de personas. Las personas que no cumplan serán sancionadas con multas que van desde la 0,1 hasta las 1.00 UTM, arriesgando además penas de cárcel bajo la Ley de Seguridad del Estado.