Peques de la Escuela Tucapel celebraron Año Nuevo Aymara

Al estilo tucapelino y en colaboración de toda la comunidad, se realizó en la Escuela Tucapel D-21, la tradicional celebración del Año Nuevo Aymara, Machaq Mara, con bailes representativos de los pueblos originarios y la alegría que caracteriza a los estudiantes de esta escuela municipal.

Cada 21 de junio ocurre el solsticio de invierno y la noche más larga del año en el hemisferio sur, el willkakuti (año nuevo aymara), fecha que ha sido declarada fiesta en la Escuela Tucapel ya que simboliza el retorno del sol y la recepción de nuevas energías cósmicas.

Esto significa el comienzo del año 5527 en el calendario aymara, es decir, el 527 de la quinta era (una era es igual a 1.000 años). El “Macaq Mara”, “Inti Raymi” o “Fiesta del Sol” es el nombre que recibe el ritual donde se pide al Tata Inti una nueva fertilización y a la Pachamama, germinación y maduración de la vida.

En la Escuela Tucapel se presentaron lucidos bailes como el Haylas, Salay, Afro, Tarqueada, Caporal, Diablada, Las Cuatro Plagas, Tobas, Severina, y para el cierre de la colorida jornada, el Cacharpaya que motivó el baile masivo de los asistentes.

La directora de la Escuela Tucapel, profesora Susana Contreras, entregó cálidas felicitaciones a la comunidad escolar por la presentación del Machaq Mara que incluyó bailes ancestrales, platos típicos, música, y especialmente alegría y compromiso con las manifestaciones culturales de nuestra región.