PDI realizó campaña de prevención contra presunta desgracia adolescente

pdi_campaña_adolescente“CONVERSAR DE VERDAD, ES LA MEJOR PREVENCIÓN”, es el slogan de la campaña, con que la Brigada de Homicidio Arica y Parinacota, realizó un pasacalle por 21 de mayo informando contra el extravío adolescente. Con esta iniciativa, la PDI busca generar conciencia en la ciudadanía, en que una buena comunicación es clave y la mejor prevención es conversar de verdad con los jóvenes.

Respecto al extravío adolescente, la Jefatura Nacional de Ubicación de Personas realizó un análisis a menores, cuyas edades corresponden a la pubertad y adolescencia, distinguiendo causas frecuentes como: que por circunstancias de conflictos propios de esa etapa de vida tienden a abandonar su hogar por un período de tiempo breve, se sienten incomprendidos por parte de su núcleo familiar, presentan carencias emocionales, problemas de comunicación y de conducta, tales como violencia y rebeldía. Otro factor a considerar se da en menores que residen en hogares de transición, los cuales hacen abandono por carencias afectivas, actuando de forma rebelde, inadecuada y riesgosa. Sin embargo, hay que destacar que gran cantidad de los menores regresan de forma voluntaria al poco tiempo de haberse fugado.

Principales razones de abandono del hogar y extravío adolescente:
Fracaso y frustración escolar: Las bajas calificaciones provocan temor a la reprimenda que pueden recibir por parte de los padres, induciendo a un abandono de sus domicilios, siendo habitual que concurran en dirección a algún hogar ya sea de una amistad o bien otra persona con la que hay un vínculo.

Problemas sentimentales no entendidos por los padres: Suele ocurrir que la pareja del adolescente no es de agrado de la familia o se presentan embarazos producto del inicio de la vida sexual, lo que genera que por miedo a la presión y al castigo, las menores abandonan sus familias, dejando avisos a través de cartas, correos electrónicos, mensajes telefónicos o simplemente se van.

Violencia Intrafamiliar: En esta situación existen problemas de fondo que actúan en la psiquis del menor, alterando el estado de ánimo y conducta cognitiva. Por mencionar algunas se encuentra el abuso sexual, violación, violencia física y psicológica por parte de las parejas de la madre, padre o tutor, así como también otros problemas dentro de la familia como alcoholismo, infidelidad, precariedad económica y las drogas, las cuales pueden generar estados de violencia entre los padres.

Irresponsabilidad y rebeldía: existen casos en los cuales la familia no posee mayores problemas, es estable y bien constituida, goza de estabilidad económica y laboral, no obstante los hijos tienden a presentar cambios conductuales debido a los vínculos con sus amistades del colegio o barrio.

Recomendaciones
 Mantenga con su hijo una comunicación fluida, seria de verdad.
 No ser indiferente a los cambios de su hijo.
 Conozca detalles y antecedentes respecto de las amistades o círculo cercano al adolescente.
 No delegue en un adolescente la responsabilidad del cuidado y educación de otros menores de edad.
 Establecer límites claros de los roles de cada integrante de la familia.
 Preocúpese de los intereses de los jóvenes, más allá del bienestar material del mismo.
 Estar al tanto de sus actividades y amistades, sin invadir su privacidad para no generar conflictos.
 Recordar que muchos delitos se inician en redes sociales por lo que se recomienda estar atento a su actividad en estas plataformas.

En el año 2014 la PDI investigó la Presunta Desgracia de 3.175 menores de 18 años, donde en su mayoría son menores de entre 13 a 17 años.

En la XV Región se recibieron en el año 2014, seis casos entre 0 a 7 años y tres casos de 8 a 12 años.

Frente al extravío de un familiar, se debe hacer la denuncia lo antes posible en una unidad policial y entregar la mayor cantidad de antecedentes posibles que faciliten las operaciones policiales: características físicas, fotografías recientes, redes de amigos, lugares que frecuenta entre otros.