Patricio “Delfín” Gálvez pone voz de alerta en malas prácticas en el mundo deportivo de la ciudad.

Patricio "Delfín" Gálvez y su hijo Jairo.

El recién electo concejal por rica, Patricio “Delfín” Gálvez, nos ha hecho llegar en su calidad de apoderado del Club Unión Arica y profesor de educación física, la siguiente nota que publicamos in extenso:

Voy a poner una voz de alerta, esta vez como padre y apoderado del mundo del hándbol y no desde el rol que me ha otorgado la comunidad como concejal electo de nuestra comuna en las últimas elecciones municipales.

Como saben, postulé al cargo de concejal desde la molestia, desde las injusticias constantes y para así poder tener voz y fiscalizar las malas prácticas que se realizan en nuestra ciudad a nivel de todo ámbito, con el propósito de ser un aporte para todos nuestros ciudadanos en sus diferentes áreas, mas entiendo que debo ser respetuoso de las normas jurídicas y esperar el nombramiento para comenzar a actuar.

Sin embargo, en esta oportunidad hablaré desde rol de más importante, el de padre. Soy apoderado del mundo del hándbol y ya no puedo dejar pasar una gran irresponsabilidad ocurrida recientemente.

Este fin de semana recién pasado, se realizó un campeonato internacional de hándbol “COPA 5 NACIONES”, con fondos del proyecto del 2% destinado al deporte, lo cual significa una cantidad considerable de millones de pesos. Se le hizo la invitación con todos los gastos pagados a equipos de Brasil, Argentina, Perú, Bolivia y clubes de la zona norte de Chile. Pero el referido campeonato fue un desastre y una vergüenza y una desilusión tanto para los jóvenes deportistas visitantes como para los de nuestra ciudad; ello producto de la mala organización, la cual se evidenció en los puntos que detallo a continuación:
• No se jugó la primera fecha, siendo que los equipos llegaron al lugar señalado.
• No contaban con arbitraje reglamentario, debiendo los propios participantes arbitrar los partidos.
• No contaban con agua para hidratar a los deportistas ni toldos para protegerlos del sol.
• Los deportistas visitantes no obtuvieron la alimentación y alojamiento correspondiente a un certamen de esta envergadura. Por lo que recibí un llamado por parte de mi hijo, quien preocupado por la situación, me pidió si podía ayudar a los deportistas; fue entonces cuando tomé conocimiento de todo lo sucedido.
• Como lamentable consecuencia de todo lo anterior, no existió premiación, ya que producto de todo el desorden y mala organización, en mitad del campeonato los clubes comenzaron a retirase indignados y retornaron a sus respectivos países.

Ya no puedo dejar pasar esta gran irresponsabilidad y las malas prácticas que ocurren en el mundo del deporte de nuestra ciudad desde hace tiempos, en perjuicio de los deportistas y clubes que realizan un gran esfuerzo por dejar el nombre de Arica en lo más alto. Cuando hablamos de ciudad deportiva, turismo, deporte aventura, incluso que se pueden practicar todas las disciplinas deportivas y que Arica está para grandes cosas, es cuando ocurren situaciones como estas y se derrumba todo, puesto que después esta mala experiencia, dudo que a estos deportistas les queden ganas de regresar. Debemos ser capaces de trabajar desde las bases y fiscalizar la manera en cómo se gastan los recursos públicos en cada proyecto que se otorgan millones, entendiendo que hay encargados para ello, pero en esta ocasión algo falló

Por todo lo anterior, es de suma importancia eliminar las malas prácticas del mundo deportivo, de las cuales yo como deportista ya fui víctima, y ahora como padre, veo que no han terminado. Es de conocimiento público que a nivel nacional tenemos este tipo de problemas, pero también existen en nuestra ciudad, por parte de las instituciones y asociaciones deportivas, algunas de papel creadas por persona que tratan de lucrar y entrenadores que inflan sus resultados por obtener recursos de los distintos proyectos o apoyos públicos; lo cual termina en que como ciudad pasamos vergüenza en competencias nacionales e internacionales por no estar a la altura y a veces no apoyando a los que se esfuerzan y ganan en buena ley.

Por mi parte yo todavía entiendo el deporte como elemento de trasformación social y cultural con visión y estrategia deportiva para las nuevas generaciones de deportistas, con un plan estratégico de nuevas disciplinas deportivas acorde a los nuevos tiempos, pero no se puede caer en esto y no denunciar. Como padre y apoderado, solicitaré que se fiscalice el proyecto con los montos gastados ya que en lo real no se cumplió en nada con los deportistas invitados a nuestra ciudad.

Esto es sólo una muestra de malas prácticas que se vienen cometiendo hace años. ¿A dónde van esos dineros no gastados?

Patricio Delfín Gálvez
Apoderado del Club Unión Arica.