Párvulos del Jardín Infantil “Mi Rinconcito Feliz” celebraron Machaq Mara

daem_machaq_mara_jardin_infantilLos párvulos del DAEM, no se quedaron atrás con la celebración del “Machaq Mara”, Año Nuevo Aymara, quienes bailaron con sus trajes típicos, junto a sus educadoras. Fue el Jardín Infantil “Mi Rinconcito Feliz” VTF del DAEM-JUNJI, el que organizó una tradicional festividad, que se coronó con una deliciosa “Calapurca”, compartida a todos los padres y apoderados presentes.

Con esta actividad, las educadoras de párvulos destacaron y demostraron la importancia de inculcar a los niños desde sus primeros años de vida, la cultura y tradiciones, instándolos a participar de la danza, la música, con vestuarios y comida típica. El Año Nuevo Aymara, se conmemora los 21 de junio, a la espera de los primeros rayos del sol, que bendecirán las cosechas y ganado, abrigando a la fértil madre tierra.

El Jardín Infantil “Mi Rinconcito Feliz”, alberga a 64 párvulos desde la Sala Cuna Menor, pasando por Sala Cuna Mayor, hasta el Nivel Medio Menor. El cual cuenta con 3 Educadoras de Párvulos, 9 Técnicos en Atención de Párvulos y una auxiliar. Profesionales y técnicos, dedicadas al cuidado de los pequeños, que son dejados por padres y madres trabajadores de esfuerzo, que confían en el profesionalismo de las parvularias.

En la actividad estuvo presente la Coordinadora de los Jardines Infantiles del DAEM, VTF, Verónica Lee, quien destacó el trabajo realizado por las educadoras y TAP: “Es una gran labor la que realizan nuestras Educadoras de Párvulos y Técnicos en Atención de Párvulos. Quienes han organizado una hermosa actividad con tradiciones y bailes típicos para los niños. Se ven todos muy felices”.

La Coordinadora del Jardín Infantil, Lisette Ruíz, explicó cómo se organizaron para llevar efecto esta actividad, con los pequeños que hicieron diversas representaciones: “Hemos trabajado mucho con los niños para lograr que todos se sientan felices, cómodos de la participación en la celebración del Año Nuevo Aymara. Acompañado de un poco de estrés, pero a la vez satisfacción de ver los resultados, el rostro iluminado de los padres y que nuestros pequeños conozcan las tradiciones de la región”.

Los padres y apoderados se manifestaron muy satisfechos y conmovidos con la celebración, agradeciendo que los hayan hecho participes de la celebración y el aprendizaje de sus hijos en el jardín.