Párvulos de jardín “Las Llosyas” protegen el medioambiente con ecoladrillos y lombricultura

Con el firme empeño de ser 100% amigables con el medioambiente, la comunidad educativa del jardín infantil “Las Llosyas” ha instaurado diversas prácticas pedagógicas como aporte a la sustentabilidad del planeta.

En este contexto, y a un año de funcionamiento, el establecimiento considera importantes innovaciones que dan cuenta de su sello medioambientalista, con áreas verdes donde los 24 niños y niñas que asisten a dicho jardín infantil aprenden a diario el valor de cuidar el ecosistema.

Paloma Lillo, encargada del establecimiento ubicado en el sector Las Llosyas del Valle de Azapa, explicó que entre las propuestas de aprendizajes que son desarrolladas con los párvulos y sus familias destaca la reutilización de residuos a través del sistema de ecoladrillos, con el cual han confeccionado incluso juegos de terraza. También se han ocupado de instalar contenedores para evitar que la basura se acumule o disperse en el sector.

Agrega que diariamente los niños y niñas toman los desechos orgánicos para enterrarlos en el suelo y regarlos. De la misma manera, son protagonistas de todo el proceso de lombricultura, enterrando cáscaras de verduras para alimentar a lombrices californianas que viven en tierras húmedas y que tienen un rol fundamental en el ecosistema.

Dicho proceso, cuenta, fue aprendido por todo el equipo educativo durante las jornadas de inducción del proyecto “Reciclando Aprendo”, financiado por Corfo y en el que participan también los jardines infantiles “Punta Norte” y “El Pedregal”. Esta iniciativa les ha permitido la adquisición de otros conocimientos como el compostaje y manejo sustentable de los residuos a través de la clasificación, reutilización y reciclaje de los desechos.

La encargada sostiene que actualmente están en proceso de postulación al SNCAE a fin de certificar al jardín infantil como establecimiento medioambientalista, y que durante el 2020 serán parte de Educar UTA, proyecto que les permitirá implementar un hábitat para las aves de la zona, “contamos con redes de apoyo, las cuales han sido fundamentales para desarrollar aprendizajes medioambientales con las niñas y niños, algunas de ellas son: Conaf, Carabineros del retén de San Miguel de Azapa, Senadis, consultorio del sector y la empresa Protekta”.

Respecto al quehacer de este jardín infantil rural, el director regional de la Junji, Marcelo Cortés, destacó que “da cuenta del compromiso de todo el equipo educativo, las familias y comunidad tienen con la educación inicial, fomentando en los niños y niñas temas cruciales como el cuidado del medioambiente”.