Partió camión con ayuda para damnificados por incendio en Iquique

Se destacó el espíritu solidario de los ariqueños, además del arduo trabajo desarrollado por los funcionarios de la oficina de la Juventud del municipio.

Partió el camión cargado con amor y la ayuda solidaria de los ariqueños para los damnificados por el dantesco incendio que afectó a más de 400 personas en la ciudad de Iquique, campaña que fue impulsada por la Municipalidad de Arica.

La campaña logró recolectar artículos de primera necesidad, entre los que cuentan artículos de aseo, ropa interior nueva, pañales para niños y adultos, los que ya se encuentran en viaje a la vecina ciudad.

Entre las donaciones destacan la gran cantidad de artículos de aseo que la comunidad ariqueña donó para los damnificados.

Recordemos que, el municipio dispuso de tres recintos para el acopio de la ayuda, estos fueron Villa Albergue, Dirección de Desarrollo Comunitario y Enlace Norte.

El encargado de la Oficina Comunal de la Juventud, Camilo Bacian, destacó el espíritu solidario de los ariqueños, además del arduo trabajo desarrollado por los funcionarios de la oficina para recolectar la ayuda que partió rumbo a las familias que más lo necesitan.

“Estamos muy contentos por lo logrado y agradecido de la juventud que vino voluntariamente a ayudar y también de la comunidad ariqueña. Arica una vez más se pone la mano en el corazón para levantar a los hermanos Iquique”.

Por su parte, el administrador de la empresa de transportes “Cargo Norte” Andrés Bravo, señaló que la empresa quiso estar presente en esta labor solidaria para ir en ayuda de las familias iquiqueñas que fueron afectadas por el siniestro, “cuando nos enteramos del incendio en Iquique y por la cantidad de damnificados quisimos estar presentes para ir en ayuda de nuestra gente linda”.

Cabe recordar que, el incendio se originó aproximadamente a las 16.20 horas en el sector de unas tomas de terrenos, denominado Laguna Verde y que, por las características del lugar, con calles de pasajes muy estrechos, tornó muy dificultoso el trabajo de Bomberos, además de la falta de agua.

El dantesco incendio dejó más de 400 damnificados y más de un centenar de casas destruidas por el fuego.