Ocho profesionales reforzarán al Juzgado de Familia de Arica para agilizar solicitudes de retención por deuda de alimentos

Ocho funcionarios se sumarán a contar de los próximos días al Juzgado de Familia de Arica para colaborar con el personal de este tribunal y así hacer frente a la alta demanda de solicitudes de retención por deuda de alimentos, tras la ley que permite el retiro del 10% de AFP.

Tras encabezar la reunión de trabajo, el presidente de la Corte de Apelaciones de Arica, Mauricio Silva Pizarro, explicó que analizaron el aumento de la carga laboral que tendrá el Juzgado de Familia local, por el aumento sostenido de solicitudes de retención de fondos. Es por ello que se acordó la asignación de funcionarios de otros tribunales para apoyar el incremento sustancial de escritos diarios que, de acuerdo al juez presidente del Juzgado de Familia, Luis Jorquera, subió de 180 escritos diarios a 900 trámites cada día.

Silva explicó que serán seis funcionarios de otros tribunales los que se sumarán al tribunal. A ello se agregarán dos trabajadores que serán contratados con fondos asignados por la Corporación Administrativa del Poder Judicial (CAPJ): “Para que el tribunal pueda prestar el servicio requerido lo que ha hecho la jurisdicción es entregarle un apoyo para asignarle funcionarios de otros juzgados para que apoyen esta labor, así como también de apoyo técnico y tecnológico para que esta labor que debe desarrollar en poco tiempo puedan desarrollarla en forma adecuada y eficiente”, dijo el ministro, quien agregó que con estos ocho trabajadores “vamos a completar el número de funcionarios que solicitó el tribunal” para el trabajo durante estos meses.

El ministro Silva aprovechó la reunión para extender su saludo y agradecimientos a los jueces y funcionarios del Juzgado de Familia de Arica por el compromiso demostrado desde el lunes, al recibir la el aumento de la carga de trabajo que alcanzó, según cifras del tribunal, en un 500%. “El trabajo desplegado ha sido arduo y coordinado, para que todos los usuarios que acuden al tribunal puedan ejercer los derechos que la ley les asigna”, aseguró.

La mesa de estuvo liderada por el ministro Mauricio Silva Pizarro, y contó con la asistencia de la ministra Claudia Arenas González, quien es la ministra visitadora del Juzgado de Familia; el administrador de la Corte, Raúl Marchant; la administradora zonal de la CAPJ, Carmen Campusano; el secretario de la Corte, Rodolfo Maldonado; el relator de pleno del tribunal de alzada, Óscar Huenchual; además del juez presidente y la administradora del juzgado de Familia, Luis Jorquera y María Soledad Witting, respectivamente.