No hubo conciliación en audiencia de supuestas injurias graves con publicidad contra director de AricaMia

A las 08.45 horas, se dio inicio a la audiencia de procedimiento de acción privada, que siguen Inés Rosaura Fuentes Castillo y Washington Manuel Araya Ledezma, por injurias graves con publicidad en contra del director de AricaMia, Julio Urquhart Matheu e Iván Paredes Fierro, luego de la publicación “Restaurant El Humedal…el Caval ariqueño” realizada por este medio digital el 22 de enero del presente año.

El libelo acusador, dice en contra de Julio Urquhart que: “…sin razón aparente más que la de denostar la figura de mis representados y atentar en contra de la honra de ellos, que el reportaje menciona una situación procesal en la cual se vieron involucrados mis representados y a raíz de la cual tuvieron que cumplir condena de 5 años de presidio menor en su grado máximo, mediante beneficio de libertad vigilada…”. Más adelante la querella indica que: “…En conclusión S.S., tenemos un hecho que merece todo el reproche moral y jurídico, que dice relación con buscar la deshonra de una persona mediante el recurso mezquino y aborrecible de querer sacar a relucir situaciones pasadas para afectar la dignidad de un sujeto de derecho…”.

La querella, además hace alusión a lo publicado en la “desaparecida” página de facebook de AricaMia, donde: “comparte el cuestionado artículo, y bajo el siguiente postulado: NOS PODRÁN BAJAR LA NOTA MIL VECES Y MIL Y UNA VECES LA VOLVEREMOS A SUBIR, NO NOS CALLARÁN. LOS COBARDES ACTÚAN COMO SIEMPRE DESDE LA SOMBRAS. Se hace alusión a las mayúsculas, toda vez que en este formato se encuentra la publicación referida.

Este hecho no hace más que profundizar la violación a la honra de mis representados, a quienes se les califica de cobardes, con claras intenciones difamatorias”.

Respecto a Iván Paredes, se han querellado en su contra por hacerse “eco de la publicación antes referida, y con total ánimo difamatorio, lleva a cabo una publicación en su página de la red social “Facebook” con fecha 28 de enero del presente, donde invita a todos sus amigos a ver y compartir lo reportado por www.Aricamia.cl, con reseñas tales como que mis representados estarían “de muerte con la publicación”, que se trataría de una técnica muy usada cuando se busca evitar que la gente se entere de algo que “le pisa los callos” y que se trataría de “prácticas corruptas”, haciendo alusión con ello a mis representados, que son quienes conforman la persona jurídica de que trata la publicación.

Claramente S.S., los hechos relatados no buscan más que la deshonra de mis representados, afectando las conductas realizadas el honor de estos y lesionando su dignidad”.

Indican más adelantes que: “esta situación tene a mis representados profundamente afectados desde lo psicológico, y ha existido un daño moral muy grande…”.

El abogado defensor Raúl Gil intentó que hubiera conciliación, si los querellados exponian la razones de la publicación.

El Juez José Urrutia, cedió la palabra a Julio Urquhart, quien manifestó que: “Hace más de 40 años que he ejercido cargos de director de diferentes medios de comunicación en la ciudad de Arica y jamás he injuriado a nadie y menos en este caso, ya que todos los antecedentes expuestos en la nota en cuestión, fueron obtenidos vía internet y que son públicos, y en cuanto a la sentencia donde se condena a los querellantes, está publicada en la página del Poder Judicial, donde cualquiera puede ingresar sin necesidad de clave, y que es contra el Poder Judicial que debieran querellarse por tener publicado en su página la sentencia”.

Por su parte Iván Paredes, manifestó que lo que hizo fue “compartir las noticias aparecidas en Emol, diario El Mercurio de Santiago, Radio Bio Bio, La estrella de Arica y otros medios de comunicación, lo que además ha sido compartido por cientos de personas”.

Finalmente el juez de Garantía, consulto a los querellantes si estaban conformes con las explicaciones dadas, sin embargo, como no asistió a la audiencia Washington Araya Ledezma, la audiencia se debió suspender por diez minutos, para consultar al ausente, quienes finalmente no aceptaron lo expuesto por los querellados, fijándose, por lo tanto, la audiencia de preparación de juicio oral para el 9 de mayo a las 08.30 horas.