Niños del Conjunto Habitacional Pukará recibieron la visita del Viejito Pascuero

El pequeño Felipe, recibiendo las golosinas de manos del Viejito Pascuero.

Una mañana agitada vivieron este domingo los habitantes del conjunto habitacional Pukará, al sentir desde el cielo el sonido de cascabeles y la inconfundible risa de Jo…Jo…Jo, del viejito pascuero, o Papá Noel, o San Nicolás, Santa Claus o “Kanakaloka” en Hawaii, “Shengdan Laoren” en China o “Hoteiosho” en Japón, que en su trineo, llamaba a los niños a juntarse en la cancha para anticipar la celebración de la Navidad.

Los pequeños corrieron ante este ser de rojo y recibieron golosinas y los mejores deseos para esta Navidad. Una de las cosas que le llamó la atención al Elfo Gandirkarten que acompañaba al pascuero, era la pregunta que les hacía a los pequeños: ¿Me enviaste la carta pidiendo regalos?…la mayoría le decía que no, a lo que él les contestaba…entonces envíame un WahtsApp…¿Qué tal? un pascuero moderno y acorde a la tecnología.

Así todos vivieron un lindo y mágico momento al recibir los dulces y golosinas que eran repartidas a todos los asistentes.

Un momento muy emotivo fue el que generó el pequeño Felipe, quien padece de parálisis cerebral y que fue especialmente atendido por el Pascuero.

Luego de música, conversaciones y fotografías…se subió a su trineo y partió raudo a entregar a otros sectores su preciado cargamento navideño…

Jo, Jo, Jo, Feliz Navidad…fue lo último que se escuchó en el cielo cuando su trineo desapareció rumbo hacia otro lugar, donde grupos de niños esperaban ansiosos su llegada.