Municipio presentó proyecto pionero para instalar pórticos con lectores de patentes

La iniciativa, presentada por la Dipreseh, busca combatir uno de los delitos más recurrentes en la comuna.

La Dirección de Prevención y Seguridad Humana (Dipreseh) presentó un proyecto para la adquisición de un pórtico de seguridad, dispositivo que permitirá la lectura de placas patentes y la detección de vehículos con encargo por robo.

La iniciativa, pionera a nivel regional, fue postulada al Fondo Nacional de Seguridad Pública y en su primera etapa considera la instalación de la unidad en la salida sur de la ciudad.

Al respecto, la directora de Dipreseh, Claudia Hermosilla, señaló que la propuesta ha sido compartida con otros actores relevantes en materia de seguridad, a fin de conocer su opinión y tenerlos al tanto de las iniciativas municipales que apunten a fortalecer la prevención de delitos.

“Nos reunimos con el Prefecto de Carabineros para mostrar esta iniciativa, para seguir trabajando en conjunto. Esperamos que nos vaya bien con esta postulación y nos adjudiquemos este proyecto, para así tener el primer pórtico instalado en uno de los accesos de la comuna”, expresó.

Estos pórticos, que consideran paneles solares para su funcionamiento permanente, cuentan con una cámara fija que permite leer las placas patentes de los vehículos, mientras una segunda cámara realiza el seguimiento del móvil, al tiempo que la Central pone en conocimiento a Carabineros.

“Estos son los dos primeros. Nuestra idea es continuar con la colocación de estos dispositivos en las principales avenidas, lugares en los que transita la mayor cantidad de vehículos de la comuna”, enfatizó Hermosilla.

Más seguridad
Cuando se dio inicio a la primera gestión del alcalde Gerardo Espíndola, una de las primeras prioridades fue fortalecer la vigilancia en la comuna. Hasta la llegada de la actual administración comunal, la ciudad contaba sólo con siete cámaras de vigilancia y no existía una Central Municipal.

Tras la creación de la Dipreseh, paulatinamente fue mejorado el trabajo territorial realizado en materia de prevención, así como también la tecnología a disposición. La Central Municipal de Televigilancia cuenta en la actualidad con 20 operarios trabajando en modalidad de turnos, quienes vigilan las 66 cámaras que actualmente se encuentran instaladas en distintos sectores. A estas se sumarán otras 33 para final de año.

El alcalde Gerardo Espíndola mandató para su segunda gestión como jefe comunal, fortalecer el plan de mejoramiento integral de la seguridad humana y la prevención mediante el uso de tecnologías.

En este sentido, en carpeta se encuentra la adquisición de drones para la televigilancia en zonas donde las cámaras no tienen alcance, así como también un proyecto cuyo objetivo es la disminución de la violencia intrafamiliar.

Junto con ello, la Dipreseh está enfocada en el aumento de los patrullajes preventivos y las alarmas comunitarias, dos propuestas exitosas implementadas durante la primera gestión.