Mujeres de Arica y Camarones finalizaron Escuela de Liderazgo

Fortalecieron sus habilidades y obtuvieron conocimientos para asumir cargos de representación política y social

escuela_liderazgoCincuenta mujeres de las comunas de Arica y Camarones que ocupan cargos como dirigentas políticas, sociales, sindicales y estudiantiles, finalizaron ayer la Escuela de Liderazgo organizada por el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (Sernameg) y la Universidad de Los Lagos.

A la certificación de la Escuela de Liderazgo asistió la intendenta Gladys Acuña Rosales, el alcalde de Camarones, Iván Romero Menacho, la directora del Sernameg, Jacqueline Castillo Roblero, y el periodista y académico de la Universidad de Los Lagos, Bruno Santibáñez Coronado.

El objetivo de la Escuela de Liderazgo –enmarcada en el programa Mujer, Ciudadanía y Participación del Sernameg- es que las mujeres puedan obtener las herramientas necesarias que les permitan fortalecer habilidades y conocimientos necesarios para asumir cargos de representación política y social.

Durante seis sesiones y con un proceso de formación de 32 horas, las mujeres participaron de las clases de los profesores: Olga Barrios Belanger y Bruno Santibáñez Coronado, quienes las apoyaron en el espacio de aprendizaje, conocimiento y traspaso de vivencias, oportunidad en la que se encontraron con distintas realidades de sus pares dirigentas sociales, estudiantiles, vecinales y políticas, aprendiendo del buen uso del poder, del término “sororidad”, y de cómo en asociación con más mujeres podrán llegar a espacios grandes de participación.

Mónica Hernández Varas participa de una agrupación anónima de mujeres violentadas de Arica y se sumó al trabajo en la Escuela de Liderazgo, “quisimos estar acá por el interés de empoderarnos de mejor manera de toda la parte legislativa, humanitaria y con miras a que no existan más mujeres violentadas en la región, Chile y el mundo, pero a la vez que hagamos redes con otras mujeres de otras partes para tener empoderamiento del género y a fortalecer los rasgos de la mujer como rol social”.

Jacqueline Castillo Roblero, directora regional del Sernameg, sostuvo que con la realización de la Escuela y certificación, se cumplió con uno de los compromisos presidenciales y del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, que es empoderar a mujeres de las distintas comunas, “hemos visto la claridad con la cual las mujeres han expresado todos los contenidos que han obtenido en la escuela, y de cómo vamos empoderando de mejor manera los liderazgos que hoy tenemos en la región”, dijo.

Al finalizar la jornada, las mujeres anunciaron la próxima creación de la Red de Mujeres de Arica y Parinacota, que precisamente era uno de los objetivos de la Escuela, la creación de redes entre mujeres que permitieran consolidar la necesaria masa crítica de mujeres en cargos de representación.

Gladys Acuña Rosales, intendenta de Arica y Parinacota, precisó que compartieron con 50 mujeres de Arica y Camarones que se certificaron de la Escuela de Liderazgo, “enmarcada en el compromiso del gobierno con las mujeres, no solamente en el sentido de sacar adelante una agenda de género, sino que también en lo que significa empoderar a nuestras mujeres para que a través de los distintos espacios que están liderando puedan tener una cuota de participación y por supuesto con la mirada de género en todo lo que significa la instalación de las políticas públicas en nuestro país”, acotó.

El alcalde Iván Romero Menacho, comentó que las mujeres tuvieron la posibilidad de perfeccionarse y capacitarse, además de subir su autoestima, “son mujeres que hoy van a salir como verdaderas líderes para la comuna de Camarones y como siempre hemos dicho, queremos tener una sociedad sana, y eso significa tener mujeres empoderadas en el género y con todo lo que significa el bienestar para las mujeres, y agradecer a Sernameg por invitar a que las mujeres de la comuna participaran de esta Escuela de Liderazgo”, dijo.

La Escuela se realiza desde una perspectiva transformadora de la realidad social dominante, así como también busca el desarrollo de capacidades de interlocución con la institucionalidad pública, además de promover el ejercicio de los derechos políticos de las mujeres a objeto de mejorar su vocería al interior de las organizaciones que lideran.