Mujer Empresaria Turística Lindsay Amario y su sueño de un turismo de calidad

En la ciudad de la eterna primavera, una mujer multifacética tenía un sueño: lograr un turismo responsable, respetuoso y que a la vez fuera una experiencia inolvidable.

Con mucho esfuerzo y dedicación, Lindsay Amario Salfate logró poner en marcha su emprendimiento bajo el nombre de Lynn Tour por allá en el año 2012, agencia que ofrece al turista vivir una experiencia única en el norte del país.

Sus vivencias en el mundo del turismo hicieron que naciera en ella la idea de tener su propio emprendimiento. Trabajó como recepcionista de un servicio de alojamiento y relacionadora pública de una cadena de hoteles, pero sobre todo su labor como guía turística en distintas agencias de Arica y otras extranjeras fue lo que la incentivó a alcanzar su sueño, ya que constantemente presenciaba a los turistas realizar acciones impropias de un turismo sustentable.

Lindsay deseaba entregar un servicio de calidad, no solo lo que era guiado, sino todo lo que involucrara el servicio de turismo. Dice que “fue así que tome la decisión y se me dio la oportunidad de postular a un proyecto de Sercotec. Gracias a Dios, salí beneficiada, y eso me permitió comenzar. Del mismo modo, Corfo ha sido importante para sacar adelante mi emprendimiento”.

En su día a día, el trabajo de esta empresaria resalta las bondades de Arica, una ciudad costera con un clima privilegiado y una geografía que tiene mucho que entregar, además de la grandeza de sus 10.000 años de historia. Es por eso que el ámbito sociocultural de la sustentabilidad turística es más que relevante en Lynn Tour: además de contar con el Sello S otorgado por Sernatur, sus trabajadores, así como los productos y proveedores, son de origen local.

Con mucho orgullo, Lindsay Amario destaca que trabaja “con pescadores locales, quienes son parte de nuestras comunidades que llevan el ADN cultural y heredado de la cultura más antigua del mundo, los chinchorros”.

Todo cuenta
Lindsay es una mujer multifacética. Y así se presenta: “Tengo tres hijos, soy árbitro de fútbol, pescadora artesanal, emprendedora turística, amante de la historia, recreacionista histórica. He realizado muchas cosas en mi vida”. Es que para esta mujer de treinta y nueve años todo cuenta, cada experiencia que ha ganado en la vida ha sido de provecho para construir su sueño.

Eso sí, Lindsay reconoce que al principio nada fue fácil, ya que al ser madre de tres hijos los tiempos entre su familia y el trabajo no podían congeniar. Sin embargo, el rol que cumplieron sus padres fue fundamental para que el éxito llegara a su vida. “Cuando tenía 21 años –recuerda–, quedé sola con mis hijos mayores y los tuve que criar junto a mis padres. Trabajaba de día y de noche para poder entregarles lo mejor”.

En aquel tiempo, dice que se perdió muchas etapas de vida y eso marcó su realidad. Pero de lo malo ella toma lo bueno. “Mi incentivo fue pensar en los sueños y querer entregar algo más a mis hijos, que ellos no pasen las mismas necesidades que tuve. Ese fue mi deseo más profundo: querer algo más”, confiesa.

Para Lindsay, la clave para salir adelante es una sola: “Tener decisión y nunca permitir que te digan no o que no puedes, hay que cerrar los odios y decidirse, eso es esencial. Te puedes caer, pero eso no importa, lo que realmente importa es levantarse y comenzar de nuevo, creyendo en tus sueños y metas”.

Ya a siete años de haber empezado este sueño, hoy Lindsay Amario Salfate fue seleccionada por Sernatur, el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género y BancoEstado para representar a la Región de Arica y Parinacota en el concurso Mujer Empresaria Turística 2017.