Mortandad de fauna marina se debe a falta de oxígeno en costas de Arica

Según Estudios de la Facultad de Recursos Naturales Renovables de la UNAP
Estos eventos de mortandad de fauna marina están ocurriendo no sólo en Arica y se han vuelto más frecuentes en los últimos años por el calentamiento global.

Oceanógrafos de la Universidad Arturo Prat realizaron un estudio en febrero de este año en la costa de la región, que devela niveles de oxígeno en el agua menores a lo habitual y el florecimiento de varias especies de un género de fitoplancton “cosmopolita,” normalmente no presente en esta zona.

“La costa de la región pertenece a la zona Mínima de Oxígeno, un fenómeno natural, un área del océano con muy baja concentración de oxígeno. Sin embargo, lo que medimos a fines de febrero fueron niveles de oxígeno disuelto muy bajos, disminuyendo a mayor profundidad. Y, a partir de los 8 metros, se observó una reducción drástica de la concentración de oxígeno que se conoce como anoxia, y es letal para los organismos marinos, como pulpos y erizos”, afirma el Dr. Rosalino Fuenzalida, académico de la Facultad de Recursos Naturales de la UNAP.

La zona mínima de oxígeno se extiende en el hemisferio sur desde Ecuador hasta los 35°S (Región del Maule) , es un fenómeno natural y permanente. Pero cuando ocurre la surgencia se genera un ascenso de agua subsuperficiales, que levantan estas aguas con bajo nivel de oxígeno, impactando a los recursos marinos que se ubican en los niveles superiores del mar. Esta surgencia también acarrea nutrientes que generan una alta productividad de microalgas en la zona. Sin embargo, cuando ocurren marejadas, esta zona mínima de oxígeno llega a la costa. Estos eventos han sido recurrentes en los últimos años, generando grandes mortandades de pulpos, erizos, etc.

Los Procesos Marinos
En el mar los desechos orgánicos son degradados naturalmente por microorganismos, y convertidos en diferentes formas químicas que incluyen elementos disueltos inorgánicos y gases. El tipo de gas resultante de dichos procesos dependerá de la concentración de oxígeno disuelto que haya en el agua y de la naturaleza química de la materia orgánica,

Bajo la presencia de una concentración normal de oxígeno, un grupo de microorganismos realizarán una degradación aeróbica, cuyo resultado será, además de nutrientes, dióxido de carbono (CO2) un gas inodoro que será eliminado hacia la atmósfera o bien será reutilizado por las algas microscópicas presentes en las aguas superficiales del océano para llevar a cabo su proceso de fotosíntesis. Y bajo condiciones anóxicas, es decir, sin presencia o muy bajas concentraciones de oxígeno, los microorganismos realizan una degradación anaeróbica, generando, además de CO2, gases sulfurosos, nitrogenados e inclusive metano. En el caso de gases sulfurosos, el sulfuro de hidrogeno presenta el característico olor a “huevo podrido”.

Efectos Antropogénicos
Desde el punto de vista de los bajos niveles de oxígeno, el Dr. Fuenzalida señala que se trataría de un fenómeno natural. No obstante, hay factores antropogénicos que también pueden estar influyendo. Cuando las ciudades crecen mucho, se incrementa la cantidad de aguas grises (desagüe) que llegan al mar, aumentan los elementos nitrogenados y fosfatados en estas aguas, elevando las concentraciones de dichos elementos en las aguas costeras, que tienden a desencadenar la floración desmedida e incontrolada de microalgas nocivas que están apareciendo más a menudo y en algunos casos toxicas.

Una mayor concentración de nitrógeno y fósforo en las aguas superficiales de la costa estimula el crecimiento de fitoplancton –microalgas marinas– que consumen el oxígeno disuelto generando zonas mínimas de oxígeno. El sector agrícola también contribuye a la contaminación por compuestos nitrogenados y fosforados contenidos en los pesticidas, que llegan al río y luego al mar.

Estos eventos de mortandad de fauna marina están ocurriendo no sólo en Arica y se han vuelto más frecuentes en los últimos años por el calentamiento global.

Finalmente, la región de Arica-Parinacota se encuentra vulnerable a la ocurrencia de eventos naturales (El Niño/La Niña, Surgencia Costera, Zona Mínima de Oxígeno, Ciclos de Mareas, Tormentas Costeras, Mareas Rojas). Para resolver lo anterior, se hace necesario promover una implementación de un Sistema Regional de Gestión de Alerta Temprana de Fenómenos Naturales.