Montañistas conquistarán las 5 cumbres más altas de la región

Miembros del Club de Montañismo Cumbres Literarias buscan alcanzar las 40 cimas sobre los 6.000 metros de altura, el desafío de andinismo nacional más importante de la actualidad.

Con un periodo de aclimatación en Putre comenzará la primera etapa del reto “Los 40 seis miles de Chile”, del Club de Montañismo Cumbres Literarias. Allí, el grupo compuesto en su primer viaje por Rodrigo Varas, Daniel Uribe, Miguel Rojas, Bernardita Soto y Hernán Fuentes, se acostumbrará a la falta de oxígeno y el clima para llegar sin problemas a las cimas de los volcanes Guallatire, Acotango y Capurata, con una altura entre los 6.013 y los 6.063 metros sobre el nivel del mar.

“Luego regresaremos a Arica para recuperar fuerzas, y unos días después, con un recambio en el equipo, al que se incorporan Fernanda Aguirre y Pablo Contreras, subiremos los Payachatas. Estos tienen una dificultad técnica similar a una travesía en un glaciar y están dentro de las 10 montañas más altas de Chile. Debemos estar más aclimatados para hacerlo de forma segura”, explicó Daniel Uribe, andinista del Valle del Elqui con experiencia en 20 ascensos sobre los 6 mil metros, durante el lanzamiento del proyecto auspiciado por Fundación Orden y Promax. Daniel busca ser el primer chileno en completar las 40 montañas sobre seis mil metros del país.

En el evento, el presidente de Cumbres Literarias, Miguel Rojas, destacó que el reto de ascender las 40 montañas más altas de Chile sea cumplido por un club de provincia. “Cumbres Literarias nació en la 4ta región, cuando comenzamos a llevar libros a los cerros, gracias a un amigo que frecuentaba la biblioteca pública de la Serena. A cada expedición subíamos con algo sobre el lugar, hasta que desarrollamos un proyecto para llevar placas con poemas de Gabriela Mistral a las cumbres. Finalmente, el 19 de marzo de 2019 se formalizó nuestro club, al alero de Mistral, nacida en el Valle del Elqui”

La actividad contó además con integrantes del Club de Parapente IRPA de Arica y Parinacota. Allí, su presidente Félix Maturana y su secretaria Lorena Palacios hicieron un llamado respecto a la libertad de tránsito en las montañas. “Como parapentistas nos estamos viendo afectados a lo largo de todo Chile por los bloqueos de despegues. Incluso en Arica nuestra escuela fue cerrada por construcciones de privados. Es una lástima y ojalá que quienes vivimos del cerro podamos seguir desarrollando estos deportes” Desde el Club de parapente señalaron que esta bandera de lucha une a ambas disciplinas y que esperan que estas actividades divulguen un movimiento similar a lo que fue “playas libres”, pero a nivel de cerros.

Hernán Fuentes, miembro de ambos clubes, destacó la importancia del trabajo en equipo como uno de los puntos de unión entre el parapente y el montañismo. “Es un compromiso muy fuerte con el logro del objetivo de una persona, pero con apoyo de todo su equipo. Considerando que el 80% de nuestro territorio son montañas, a través de desarrollo de deportes que contemplen la geografía del país y los principios que entregan actividades tan serias como estas, estamos buscando difundir las disciplinas y el bienestar que brindan”, finalizó.