Mónica Melús Bernales toda una vida de emprendedora

Mónica Melús Bernales ha sabido aprovechar las redes públicas y privadas y hoy está en fase decisiva del Semilla Corfo para acceder a $ 25 millones para desarrollar un pellet para el área avícola de la región.

Emprendedora Mónica Melús
Emprendedora Mónica Melús
“El que la sigue, la consigue”. Este es lema de Mónica Melús Bernales, quien se define como dispersa, disléxica, desordenada, luchadora, sencilla y de carácter fuerte, mujer que toda su vida ha sido emprender y que más que ariqueña es una habitante del territorio sur-andino ya que se identifica con los afrodescendientes y los pueblos originarios.

Es una agradecida del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), que le ha permitido nutrirse de valiosa información; y de Corfo, institución en la cual está preseleccionada del concurso nacional Capital Semilla 2016 tras participar en los Demo Day con su producto alimenticio: Un pellet para los pollos a base de proteínas y antibióticos producidos en la región.

“Tengo plena confianza que seguiré avanzando con mi producto para conseguir el apoyo del Semilla Corfo y aunque vi otros proyectos muy buenos sé que ganaré”, dijo en relación a que su iniciativa permitirá después de un año de puesta en acción 200 nuevas fuentes laborales para las mujeres de mi región.

NO A LAS ÓRDENES
Es enemiga de recibir órdenes, especialmente porque le gusta cambiar las cosas. “Y cuando trabajas apatronado te dan órdenes y no puedes cambiar lo que te dicen. Pero no es porque te manden, sino por la forma en que lo hacen y a mí no me gusta el mal trato ya que tengo mi carácter y no soy una voz dulce”.

Reconoció que jamás le importó el tema económico, porque siempre ha priorizado el tema social, comunitario y familiar. En este último caso, agradece el valioso apoyo que ha recibido de su pareja de más de 28 años con Juan García, quien ha sido fundamental en la crianza de sus tres hijos.

Es una defensora de los productos de nuestra región. “Cuando emprendo algo lo hago pensando en comprar la materia prima en nuestro territorio y no acepto ir a buscar algún producto al fin del mundo”.

Dice que no tiene mucho conocimiento, pero que sí ha sabido investigar de manera autodidacta y aprovechar las redes de contacto, tanto públicas como privadas, las mismas que invita a otras mujeres a utilizar para alcanzar sus metas. “No puedes emprender si no investigas el tema en que te desenvolverás”, aconsejó.