Mascota Protegida llama a no usar fuegos artificiales y a cuidar a los animales en Año Nuevo (Video)

Los ruidos y las luces hacen que muchos perros y gatos intenten escapar. Para calmarlos no se recomienda el uso de relajantes. En su lugar, se sugiere utilizar música de relajación a un nivel alto-medio para evitar que escuchen los estruendos.

El ruido y las luces producidos por la pirotecnia son la combinación perfecta para causar ansiedad, nerviosismo y estrés en nuestras mascotas durante las celebraciones de Año Nuevo. Pese a que en esta ocasión la pandemia evitará que haya fuegos artificiales en muchas comunas y otros factores de tensión para los animales, como las aglomeraciones de personas; siempre en las fiestas hay que tener especial cuidado con las mascotas. Es por eso que el Programa Mascota Protegida de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere), elaboró una lista con sencillas recomendaciones que nos asegurarán una celebración sin inconvenientes.

Si la mascota vive en una zona donde sí habrá fuegos artificiales, se necesita inhibir ese ruido. Para ello se recomienda evitar la utilización de cualquier tipo de sedante o relajante, ya que la mascota sigue consciente, pero su cuerpo está relajado. Esto puede aumentar los cuadros de angustia y ansiedad. En vez de eso, se sugiere poner música clásica o de relajación en un volumen medio-alto. De este modo, se evita que la mascota se concentre en el ruido producido por la pirotecnia.

“Nuestras mascotas sufren mucho con los fuegos de artificio, no solamente por el ruido, sino también por la luz. Recordemos que los perros y gatos son muy sensibles desde el punto de vista de la audición a los ruidos, así que ellos se ponen muy nerviosos, muy ansiosos, se asustan y, por lo tanto, están expuestos a que se escapen de nuestro hogar y se pierdan”, explicó el veterinario y asesor de Mascota Protegida, Sebastián Jiménez.

Para evitar riesgos de extravío de las mascotas, desde el programa recomendaron adaptar una habitación donde esta pueda permanecer mientras dure la pirotecnia. Idealmente en este espacio debe haber objetos que la hagan sentir en confianza, como su cama, platos de comida y juguetes. “Por ningún motivo debemos dejar a nuestras mascotas en el patio amarradas. Esto aumentará sus niveles de estrés y puede producirles serios daños al tratar de escapar del ruido”, detalló Jiménez.

Otro punto muy importante es tener a nuestros perros o gatos correctamente inscritos en el Registro Nacional de Mascotas. Para ello, la mascota debe poseer un microchip que cumpla con la normativa 11784. De este modo, ante una eventual pérdida, se puede activar una “alerta de extravío”, que facilitará el contacto con el dueño original del animal.

Asimismo, Jiménez explicó que la pirotecnia no solo afecta a perros y gatos, sino que también a animales silvestres como las aves. Por eso, realizó un llamado a “no exponer a nuestras mascotas y animales en general a los fuegos de artificio, porque son muy nocivos para ellos”.

Durante la celebración, también muchas veces las familias quieren “regalonear” a sus mascotas dándoles parte de la cena. Sin embargo, esto puede ser muy dañino para la salud de nuestros amigos peludos. “En lugar de darle de carne asada o una papa, que pueden causarles malestares estomacales, podemos darles como premio una galleta u otro snack que esté pensado en entregar los nutrientes necesarios a nuestros perros o gatos”, apuntó el veterinario.

Hay que recordar que muchos alimentos que las personas consumen son dañinos para las mascotas. Por ejemplo, la cebolla en gran cantidad es tóxica para los mamíferos, puede producir cuadros de anemia aguda y podrían intoxicarse. Lo mismo pasa con el chocolate, que tiene teobromina, un ingrediente tóxico cuando es ingerido por perros y gatos, puesto que ellos no logran metabolizarlo correctamente.

Tampoco es recomendable darles carnes crudas, pues podrían contraer parásitos y los huesos podrían causarle algún tipo de obstrucción a los perros.