Más de 2 mil delitos han detectado cámaras de videovigilancia instaladas por el municipio en Arica

Imágenes captadas por la Dirección de Prevención y Seguridad Humana son enviadas a las policías y a la Fiscalía Regional, donde son utilizadas como importantes medios de prueba.

Un importante aumento en la detección de delitos y en la aplicación de infracciones por incumplimiento a la ordenanza municipal por la “Razón o la multa”, ha sido posible gracias a las 60 cámaras de videovigilancia que durante las 24 horas del día son monitoreadas en la Central de Televigilancia de la Municipalidad de Arica.
Gracias al trabajo desarrollado por las y los profesionales de la Dirección de Prevención y Seguridad Humana, Dipreseh, en lo que va corrido del año 2020, los aparatos instalados por el municipio han detectado 2 mil 188 delitos, superando en gran medida, los mil 058 hechos delictuales visualizados el año 2019.

Más cámaras
El aumento de cámaras de videovigilancia impulsado por la gestión del alcalde Gerardo Espíndola, que pasó de 7 cámaras operativas cuando recién inició su gestión a 60 en pleno funcionamiento, ha permitido detectar 593 infracciones desde enero a octubre de este año, superando las 336 infracciones registradas el año 2019.

Con respecto al aumento en la detección de delitos e infracciones, la encargada de la Dipreseh, Claudia Hermosilla Railen, dijo que esto se debe a que “desde septiembre del año 2919 el municipio cuenta con su propia Central Municipal de Cámaras, lo que nos ha permitido mayor control y tratamiento de las imágenes que captamos en diferentes sectores de Arica”.

Más operadores
“También hemos podido detectar más hechos delictuales porque tenemos más operadores, ya que pasamos de tres a cinco turnos de trabajo. Esto nos ha permitido enfocarnos en las incivilidades, lo que a su vez influye en la percepción de seguridad en la comunidad”, indicó Hermosilla.

Para sacarle más provecho a las cámaras de videovigilancia, y para que estas no solo estuvieran destinadas a brindar apoyo a las policías, el año 2019 la gestión Espíndola, con la aprobación del Concejo Municipal, puso en marcha la ordenanza municipal “Por la razón o la multa”, lo que ha permitido multar a las personas que botan basura en la calle; la tenencia irresponsable de mascotas; el dejar vehículos en estado de abandono o mal estacionados, y realizar cargas de mercadería fuera de horarios.

Colaboran con las policías
Vale la pena precisar, que las cámaras de videovigilancia instaladas por la municipalidad, tienen como objetivo colaborar con la función de las policías y de la Fiscalía Regional. Por eso, cada vez que los operadores municipales detectan algún hecho ilícito, lo comunican de inmediato a Carabineros, quienes están facultados para disponer de la presencia policial en el sector afectado.

En caso de no ocurrir lo anteriormente señalado, el municipio graba las imágenes y las envía a la Fiscalía Regional para su investigación, si se estima pertinente.

“Nuestra principal misión es colaborar, lo que ocurre después con las imágenes tiene directa relación con las funciones que realizan los organismos pertinentes, como la Fiscalía y las policías”, señaló la encargada de la Dirección de Prevención y Seguridad Humana de la Municipalidad de Arica.